Los partidos apoyan la creación de una ley que asegure la gratuidad de los libros de texto

Reparto de manuales en el banco de libros de texto del Colegio Villalegre, en Avilés. / PATRICIA BREGÓN
Reparto de manuales en el banco de libros de texto del Colegio Villalegre, en Avilés. / PATRICIA BREGÓN

El consejero solicita a la ministra que la incluya en la reforma educativa. El PP lo plantea en Asturias y hoy padres y sindicatos lo analizarán en la Junta

ELENA RODRÍGUEZ / CRISTINA DEL RÍO OVIEDO / AVILÉS.

Un día después de haber solicitado a la ministra de Educación y FP, Isabel Celaá, más financiación para la escuela rural y la etapa de 0 a 3 años en la nueva ley educativa, el consejero del ramo, Genaro Alonso, añadió ayer una reclamación más para la reunión que ambos podrían mantener la próxima semana: la inclusión en dicha norma de «la gratuidad de los libros de texto o de financiación» para ellos. Alonso rehusó dar detalles sobre su solicitud. Sobre todo, porque precisamente hoy, en la comisión de Educación de la Junta General, representantes de las asociaciones de padres, tanto de la pública como de la concertada, y de los sindicatos comparecerán para manifestar su opinión sobre la proposición de ley del PP regional para garantizar que los libros de texto y el material curricular sean gratuitos.

El texto -no exento de polémica, ya que los grupos acusaron a los populares de «plagiar» la norma que en el mismo sentido había presentado Ciudadanos en Madrid al referirse en alguno de sus artículos a «centros docentes madrileños»- fue presentada en mayo de 2018. En septiembre pasó por el Pleno de la Junta para su toma en consideración. La iniciativa contó con los votos a favor de Foro y Ciudadanos, la abstención de Podemos e IU y el voto en contra del PSOE. Por eso, ayer, al escuchar las declaraciones del consejero, aunque sea en clave nacional, diputados regionales como Nicanor García, de Ciudadanos, se felicitaron por este «cambio». «Bienvenido sea. Porque es la primera vez que le oigo hablar de ello. Hasta ahora siempre había dicho no».

«Becas solo para el 16%»

El PP presenta una ley de gratuidad de libros de texto para el alumnado de Infantil, Primaria, Secundaria, Bachillerato, Educación Especial, FP básica y de grado medio de centros públicos y concertados. Recuerda que «en el Principado existe una serie de ayudas para la adquisición de libros de texto, pero solo 17.000 de 107.000 alumnos en total -esto es, el 16%- son beneficiarios. Además, tienen una cuantía de 105 euros por alumno, lo que hace imposible afrontar el coste total de los libros».

Sostiene en el preámbulo que «la finalidad es el perfeccionamiento de los bancos de libros de texto en los centros escolares que oferten enseñanzas obligatorias, de tal manera que los alumnos, una vez finalizado el curso escolar, los entreguen para que puedan ser reutilizados por otros estudiantes en cursos sucesivos». El objetivo final, señala, es que «este sistema de alcance universal sustituya progresivamente el carácter limitado de las políticas de becas públicas». También alude a la necesidad de «impulsar una transición digital y pedagógica» que haga del libro de texto (en versión digital y de papel) una herramienta más y fomente nuevas metodologías activas.

Propuesta de Ciudadanos

Ciudadanos -de quien el PP tomó el texto- apoya la propuesta y comparte que «los 105 euros por beca no son suficientes, cuando los lotes de libros de texto de Primaria y Secundaria llegan hasta los 300 euros». Por eso, para que los libros no supongan una barrera en un «derecho fundamental» como es la educación, ha planteado su propia ley en el Congreso, pero con financiación autonómica. Porque, según especifica García, «no todos los fondos tienen que provenir del ministerio, también los tendrá que aportar la consejería». Defiende que comience garantizándose en las etapas obligatorias y, progresivamente, puedan ampliarse a Bachillerato y FP y que también haya material curricular gratuito online.

Para los grupos, las intervenciones de hoy serán esenciales. Porque uno de los aspectos que les preocupa especialmente es la gestión de esos bancos de libros. Temen que ante la limitación de recursos humanos de los servicios administrativos de los centros dicha tarea recaiga en el profesorado. En este punto, Lucía Montejo, de Podemos, sostiene que su grupo está «radicalmente a favor de la gratuidad del material curricular ». Ahora bien, advierte de que eso no significa compartir «el blindaje del actual sistema de libros de texto, sino la elaboración de materiales rigurosos, actualizados y propios por parte del profesorado y de la consejería». Para ello, ve necesario «crear puestos estructurales dedicados específicamente a ello y reducir drásticamente la carga lectiva de la jornada del profesorado».

Dicho esto y haciéndose eco del sentir «electoralista» del planteamiento del PP, apunta que Podemos trabajará para incluir ese planteamiento en la ley, así como el nombramiento de personal específico para la gestión de los bancos de libros y material curricular». IU también está a favor de la ley, pero «con una fiscalidad diferente que sostenga bien los servicios públicos y sin demagogias». Así, Concha Masa apuntó que, en las enmiendas a la ley de presupuestos, el PP pedía garantizar la gratuidad a costa de recortar en laboratorios y material informático de la pública».

 

Fotos

Vídeos