150 personas, a tratamiento en Asturias por su adicción al juego

El consejero Guillermo Martínez durante la jornada. / PABLO LORENZANA
El consejero Guillermo Martínez durante la jornada. / PABLO LORENZANA

El Plan de Lucha contra las ludopatías hará especial hincapié en la población más joven y las apuestas en la red

EUGENIA GARCÍA

El pasado mes de mayo, el consejero de Presidencia, Guillermo Martínez, presentó el Programa para la Prevención de la Ludopatía. Lo calificó entonces como «un plan pionero» que ponía a Asturias como «ejemplo para las demás comunidades autónomas». Ayer, durante la presentación de la IV Jornada del Juego Responsable del Principado de Asturias, que se celebró en Oviedo con motivo del Día Internacional del Juego Responsable, reiteró las palabras de entonces y añadió que el Principado es «la comunidad autónoma con la ley más avanzada en materia de juego».

Este es un sector «muy regulado y muy intervenido, porque tiene que estarlo para proteger tanto a las personas con algún tipo de adicción como a los más jóvenes», dijo Martínez, pero que resulta además «importante dentro de la actividad económica y el empleo de la región». En Asturias hay 130 empresas cuya actividad principal es el juego y 813 empleos dependen del mismo. El juego, recordó el consejero, «es legal, pero debemos velar porque no haya ningún espacio de sombra para que pueda haber fraude o usos fraudulentos. Nuestra ley es muy garantista»,aseveró.

Preguntado por la proliferación de casas de apuestas deportivas en los centros de las ciudades y la incidencia del juego y las apuestas online en los más jóvenes, Martínez reconoció estar «preocupado por estas nuevas adicciones» y defendió «una protección especial en relación a los menores». Asimismo, indicó que «somos la última o penúltima comunidad autónoma en cuanto a casas de apuestas en relación al número de habitantes» y aseguró que «se están desarrollando nuevas prohibiciones para imposibilitar de cualquier forma el acceso de menores o personas en registro de uso prohibido» a los mismos.

Existe cierta dificultad a la hora de determinar el número de asturianos que sufren ludopatía dada la multiplicidad de criterios para determinar quién tiene adicción al juego. No obstante, ayer la directora general de Interior del Principado, María Pilar Alonso, dio números de cuántas están en tratamiento. Habló de en torno a 60 tratadas por el Sespa, 146 atendidas por la asociación Ludópatas Asociados en Rehabilitación del Principado de Asturias (Larpa) -93 de los cuales iniciaron el tratamiento el pasado año- y otras 49 personas que actualmente reciben tratamiento en Proyecto Hombre, que en 2018 atendió 82 primeras consultas.

Tal y como explicó María Pilar Alonso, el Programa para la Prevención de la Ludopatía, que se aplicará hasta el año 2020, movilizó el pasado año 176.135 euros, mientras que su presupuesto para este año se incrementa a 188.135 euros. En su elaboración han participado las empresas operadoras, la asociación de Ludópatas en Rehabilitación del Principado, el Consejo de la Juventud y los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y contiene medidas orientadas a prevenir esta adicción que se articulan en cinco ejes: formación e información, educación, control e inspección, atención sanitaria e inclusión social.