El PP reclama que se terminen las infraestructuras de la ZALIA ante el interés de varias empresas

Alberto López-Asenjo durante su intervención en el Ayuntamiendo de Gijón. /Aurelio Flórez
Alberto López-Asenjo durante su intervención en el Ayuntamiendo de Gijón. / Aurelio Flórez

El concejal Alberto López-Asenjo habla del Banco de América y Liberbank

Marco Menéndez
MARCO MENÉNDEZGijón

El grupo parlamentario del Partido Popular en la Junta General del Principado pedirá la comparecencia del nuevo consejero de Infraestructuras nada más que se conozca el próximo domingo quién ocupará el cargo. Y lo hará para «conocer los planes del nuevo Ejecutivo asturiano para el desarrollo de la ZALIA (Zona de Actividades Logísticas e Industriales de Asturias)». Así lo indicó la portavoz popular en la Junta General, Teresa Mallada, que esta mañana compareció en el Ayuntamiento de Gijón junto al diputado Pablo González y los concejales Alberto López-Asenjo, Ángeles Fernández Ahúja y Ángela Pumariega, para reclamar el rápido desarrollo de las infraestructuras pendientes en la zona logística, como son los accesos y la subestación eléctrica.

Según los populares, hay una serie de empresas a la espera de que se culminen las obras para instalarse en la primera fase de la ZALIA, que ocupa un millón de metros cuadrados y de los que solo se han vendido 4.500 desde que se ideara el proyecto, hace catorce años. López-Asenjo explicó que «el inversor necesita infraestructuras adecuadas y conectividad» y reveló que hay una serie de empresas interesadas en ubicarse en la ZALIA, como «entidades bancarias con productos de comercio internacional ligados al reciente acuerdo de Mercosur». En concreto, habló del Banco de América y de Liberbank.

El portavoz municipal de los populares explicó que «son bancos interesados en desarrollar inversiones productivas. Uno de ellos está dispuesto a colaborar con el modelo del Fondo Europeo de Inversiones con entidades dispuestas a acometer inversiones de 200 millones de euros con el Fondo como garante. Es algo parecido a lo que dijo el ministro Ávalos sobre el plan de vías».

Teresa Mallada apuntó que «tanto el gobierno municipal como el regional conocen más que de sobra la necesidad de estas infraestructuras, por lo que exigimos que las pongan en marcha lo antes posible. No caben nuevos retrasos». Y es que tiene claro que «si nos ponemos en serio desde el Ayuntamiento y el Principado, podemos desarrollar la ZALIA en un plazo muy breve de tiempo».

Pero los populares no solo están preocupados por esta infraestructura, sino que la ligan al desarrollo del puerto de El Musel, fundamentalmente la planta regasificadora de Enagás y la autopista del mar. Sobre ésta última, López-Asenjo explicó que Gijón debería de apostar por un modelo de línea similar a la que cubre Casablanca-Vigo-Saint Nazaire-Rotterdam, porque «no podemos pensar que la autopista del mar será rentable solo con tráfico de pasajeros entre Gijón y Nantes, sino que tiene que haber un flujo comercial y un trazado distinto. El de Vigo es un ejemplo válido para Asturias, aprovechando otros elementos como la lonja o la regasificadora. Se trata de proyectos interrelacionados». Pero además recordó que la línea gijonesa ya está reconocida como autopista del mar por la Unión Europea, lo que le aporta ventajas sobre las competidoras.

Más información