Más de un tercio de los plagios detectados por la Universidad responden a citas incorrectas

Universidad de Oviedo. /
Universidad de Oviedo.

Es el personal docente quien, en último término, ha de determinar si el texto detectado es realmente un plagio

A. C. GIJÓN.

Más de un tercio (el 36%) de los casos de plagio que la Universidad de Oviedo ha detectado desde mayo de 2017 gracias al programa 'Urkund' no son considerados como tal porque -si bien son trabajos realizados con información extraída de otros- contienen citas que no son correctas, no referencian por error o utilizan fuentes mal referenciadas.

Casi la mitad de los detectados por esta herramienta, un 48%, se refieren a documentos en los que el alumnado copia textos ajenos, haciendo algunas alteraciones para disimular la copia. Es en estos en los que el software de prevención demuestra su mayor utilidad para el profesorado. Es el personal docente quien, en último término, ha de determinar si el texto detectado es realmente un plagio.

Quizá la tipología de plagio con menos incidencia es, sin embargo, la más llamativa. En un 16% de los casos, los estudiantes copian o traducen tal cual un trabajo ajeno y lo presentan como propio, sin molestarse siquiera en realizar modificación alguna.

En función de la irregularidad cometida, el profesorado actúa de una u otra forma. El 48% de las veces adopta medidas sancionadoras, aplicando el Reglamento de Evaluación y, por lo general, suspendiendo al alumno en la asignatura en cuestión. El 25% se adoptan medidas correctoras, lo que supone -cuando el porcentaje de texto plagiado no es muy alto- pedir al estudiante que rehaga el trabajo, informándole sobre el plagio cometido y su alcance. El 12,5% se plantean medidas preventivas, que suelen incluir una bajada en la calificación final y el 14,5% se combinan algunas de las acciones anteriores.