Podemos rechaza por «tramposos» los datos de espera para pruebas diagnósticas

Podemos rechaza por «tramposos» los datos de espera para pruebas diagnósticas

«En vez de publicar el total del tiempo acumulado por los ya atendidos, Sanidad hace la media de lo que llevan esperando quienes aún están en la lista»

A. COLLADO GIJÓN.

Podemos no ha quedado, ni mucho menos, satisfecho con los datos ofrecidos por la Consejería de Sanidad sobre los tiempos de espera para realizar pruebas diagnósticas, tales como resonancias, ecografías o escáners. Si bien había puesto como condición que se publicasen dichos números para continuar negociando el texto y las posibles enmiendas al proyecto de Ley de Salud, no acepta las cifras ofrecidas con las que, en su opinión, el Principado ha hecho «trampa».

Según protesta el portavoz de Sanidad de la formación, Andrés Fernández Vilanova, en lugar de hacer pública «la espera real», esto es, la que acumularon de media los pacientes ya atendidos, lo que ha hecho el Principado es referirse a la «demora media», es decir, el tiempo que llevan esperando de media quienes aún están en la lista. «Se trata de un parámetro absurdo, que distorsiona la espera real, porque no contabiliza lo que se espera entre que se indica la prueba y se materializa, sino cuánto llevan esperando quienes aún no la realizaron y aún tendrán que esperar más», dice el diputado de Podemos.

Según sus cálculos, la Consejería de Sanidad, está dando «nuevamente» cifras inferiores a las reales, hasta en un «60% del cómputo total de espera». Es decir, Podemos defiende que las resonancias del HUCA no esperan de media 118 días (cuatro meses), sino 196 (seis meses y medio). Esto puede inferirse de la relación entre «demora media» y la «espera de pacientes (ya) atendidos» que sí se publica para intervenciones quirúrgicas.

«Se trata de una jugada tan impresentable como ridícula», insisten enfadados desde el partido. «Resulta ingenuo pensar que se puede seguir engañando a la ciudadanía con una trampa tan burda, pues son miles de personas las que sufren el rigor de unas esperas que no tienen nada que ver con las cifras que del Busto pretende dar por buenas. Sencillamente, nadie se cree que una resonancia en el HUCA tarde de media cuatro meses», señalan.

Fernández Vilanova considera esta la «enésima mentira» de Sanidad, «incapaz» de mejorar el funcionamiento del sistema para dar salida a las listas de espera y que, además, «insiste en ocultar los datos». Por eso, insta a la consejería a rectificar y dar a la mayor brevedad posible los tiempos de espera reales. De lo contrario, advierte, «persistiría en su incumplimiento, tanto de la legalidad como de su palabra, lo que le acarreará consecuencias judiciales y políticas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos