La Pola se llena de pequeñas obras de arte en la fiesta de los Güevos Pintos