La Policía busca a un grupo de jóvenes que ha destrozado más de 60 coches en seis concejos de Asturias

La Policía busca a un grupo de jóvenes que ha destrozado más de 60 coches en seis concejos de Asturias
Avilés. Jesús García, junto a su taxi tras el ataque. / OMAR ANTUÑA

La investigación apunta a una banda que ya lleva rotos retrovisores y lunas de vehículos en garajes de Grado, Siero, Salas, Carreño, Avilés y Langreo

PABLO SUÁREZ GIJÓN.

El modus operandi es siempre el mismo. Fuerzan el portón, o se cuelan en un garaje privado aprovechando cuando sale alguien y, una vez dentro, destrozan todos los coches que se encuentran a su paso. Lunas rotas, retrovisores reventados y robos en el interior de los vehículos es el balance que dejan tras de sí. La Policía Nacional ha abierto una investigación con el fin de identificar a un grupo de jóvenes que suma, en un espacio de apenas diez días, más de sesenta coches destrozados en la zona centro de la región.

La primera de las acciones cometidas por este grupo de la que se tiene constancia se produjo durante la madrugada del pasado 3 de enero, cuando un garaje de Grado amanecía con quince coches con lunas rotas. En aquella ocasión, los ladrones se llevaron efectos personales y regalos de Reyes que encontraron en el interior de los vehículos. Un botín que podría haber sido aún mayor si hubieran conseguido arrancar un monovolumen que pretendían llevarse y al cual le practicaron sin éxito un puente. En aquel momento, los investigadores ya apreciaron similitudes entre ese suceso y el que tuvo apenas unos días antes en Cornellana, donde, de nuevo de madrugara, los ladrones asaltaron otro garaje y dañaron una docena de automóviles, consiguiendo robar uno de los coches allí aparcados.

Los daños

Jueves 3.
Quince coches: destrozos en lunas y retrovisores en un garaje comunitario de Grado, en la calle Arcoíris.Se llevan objetos y regalos guardados para la noche de Reyes. También acceden a los trasteros y sustraen viandas.
Lunes 7.
Ocho vehículos: rompen las lunas en tres coches en la calle Ería del Hospital de Pola de Siero y robo en uno de ellos. En otros dos garajes otros cinco vehículos fueron asaltados.
Jueves 10.
Ocho coches: roban en ocho vehículos de un garaje comunitario de La Matiella, en Candás. Esta vez fuerzan también las cerraduras de los utilitarios. Se llevan objetos personales y un reproductor de música.
Viernes 11.
Una veintena de vehículos: también de madrugada entran en dos garajes del barrio de El Arbolón, enAvilés, y destrozan los coches para llevarse dinero y enseres. Eligen los que estaban en las esquinas y puntos menos visibles. Se llevan monedas de algunos coches, dejando objetos de más valor.
Sábado 12.
Once vehículos: el golpe se perpetró en dos garajes de Langreo Centro, donde de nuevo destrozan las lunas. En la cochera de la calle Llugarín se llevaron gafas de sol y objetos guardados en la guantera de ocho turismos.En la calle Dolores Ibárruri caen tres vehículos más.

Cuatro días después, este grupo de jóvenes, según indican fuentes policiales, volvía a dar señales de actividad. Esta vez actuaron en Pola de Siero, donde robaron una cartera de un vehículo y destrozaron otros dos, a los cuales rompieron la luna frontal y algunas ventanillas. Lejos de conformarse con el dinero de la cartera, los ladrones entraron en uno de los trasteros e intentaron sacar una bicicleta que, finalmente, por motivos que se desconocen, decidieron no llevarse. Las hipótesis de la Policía apuntan a que el grupo esperó en la calle a que entrase un vehículo al garaje y aprovecharon ese momento para acceder al interior ya que, como es habitual en estos equipamientos, la puerta exterior se cierra con bastante lentitud.

Aquella misma madrugada, presumiblemente este mismo grupo destrozó otros cinco vehículos en el mismo municipio. Fue precisamente por el modo en el que los ladrones obraron en ese segundo garaje por lo que los investigadores descartaron que se tratase de profesionales y calificasen los actos como «gamberrismo». La calma duró 24 horas. Un día después de lo sucedido en Pola de Siero, el grupo de delincuentes volvía a actuar en Candás, donde robaron en el interior de ocho coches aparcados en uno de los garajes comunitarios del barrio de La Matiella. Los asaltantes forzaron la cerradura de varios vehículos pero, de nuevo, no se llevaron un gran botín.

Avilés. La ventanilla quedó destrozada.
Avilés. La ventanilla quedó destrozada. / Omar Antuña

El 'gran' golpe, hasta ahora, cometido por este grupo de jóvenes llegó apenas dos días después. De nuevo durante la madrugada, los asaltantes entraban en dos garajes subterráneos de la calle Toso Muñiz de Puerta de la Villa, en el barrio de El Arbolón (Avilés), donde causaron destrozos a una veintena de coches. Entre los vehículos destrozados figuraba un taxi. «Lo peor no es el daño del coche. Lo peor es estar cinco días sin trabajar», se lamentaba el afectado. Según la investigación desarrollada por los agentes de la Policía, los ladrones habrían huido al saltar la alarma de uno de los vehículos.

El último caso, en Langreo

La última muestra de actividad por parte de este grupo, conocida hasta la fecha, fue la que se produjo durante la pasada madrugada del domingo, cuando, esta vez en Langreo, el grupo accedió a dos garajes y robó en once vehículos. Al igual que en el resto de sucesos, el valor económico sustraído por los asaltantes fue mínimo, y estos se centraron más en destrozar los vehículos allí aparcados.

La Policía Nacional trata ahora de asegurarse de que todos estos hechos, que sumarían más de sesenta vehículos afectados, se corresponden con el mismo grupo de asaltantes, que ya trabajan en identificar dado el alto número de denuncias registradas por parte de los propietarios de estos vehículos. «La investigación está activada y estamos muy cerca de clarificar lo ocurrido», apuntan fuentes policiales.