Médicos asturianos reclaman a la ministra Carcedo que ataje la precariedad laboral

Médicos asturianos reclaman a la ministra Carcedo que ataje la precariedad laboral
El secretario general de Sanidad, el asturiano Faustino Blanco, habla con los médicos de la región, ante la sede del ministerio. / E. C.

Participaron en Madrid en una manifestación nacional. La asturiana al frente de Sanidad replicó que está «planificando las necesidades del sistema»

EUGENIA GARCÍA GIJÓN.

Una delegación de médicos del Sindicato Médico Profesional de Asturias (Simpa) participó ayer en Madrid en la multitudinaria manifestación convocada por la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) para reivindicar la mejora de la calidad asistencial y de las condiciones laborales de los profesionales.

La protesta es fruto del «hartazgo de los médicos en toda España por los recortes que llevamos sufriendo desde hace más de diez años», indicó a EL COMERCIO el secretario general del Simpa, Antonio Matador. Según los médicos, «parece que la sostenibilidad del sistema sanitario debe depender del sobre esfuerzo de los profesionales y el aguante de los pacientes». Los facultativos critican que, a pesar de que ya advirtieron en el Plan de Recursos Humanos de 2009 que se avecinaba una grave problemática por la falta de médicos, «no hubo un plan de sustitución». Ahora, aseguran, «la situación es insostenible y redunda en una sobrecarga tremenda de los profesionales».

«Llevamos años pidiendo un estudio riguroso de las necesidades a medio y largo plazo pero no se hizo absolutamente nada», lamentó Matador. Reivindican, entre otras cosas, una financiación suficiente del Sistema Nacional de Salud, acabar con la interinidad, recuperar los recortes en retribuciones o adecuar el número de plazas MIR a las necesidades.

A pesar de que no estaba previsto, la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, recibió a los representantes de los médicos. Carcedo aseguró que el Ministerio del que es titular es «sensible» a sus reivindicaciones y les trasladó las medidas que han adoptado para afrontar «algunos problemas estructurales» del sistema y aseguró que «estamos trabajando para planificar las necesidades de profesionales». No obstante, el secretario sindical asturiano calificó de «penoso» el que la ministra «no nos haya recibido hasta ahora, cuando llevamos meses pidiendo un encuentro». «Fueron buenas palabras, pero nada en claro», reprochó.

La delegación sindical asturiana tuvo otro inesperado encuentro con el secretario general de Sanidad, Faustino Blanco, cuya dimisión llegaron a pedir cuando éste era consejero del Principado en la pasada legislatura.