Precedentes similares en el Gijón Life y la Holi Party de Avilés

EL COMERCIO

En los últimos años se han producido algunas polémicas similares, con motivo de la prohibición de introducir productos que no fueron comprados dentro de los propios certámenes. Por ejemplo, en 2017, la Holi Party que se celebra en agosto en el Niemeyer recibió quejas por parte de los asistentes, quienes no entendían por qué les requisaban, a la entrada al recinto, «hasta los gusanitos a los niños».

El año pasado, algunas personas manifestaron su descontento por la política de la organización del festival Gijón Life, contraria a la introducción de comida en el parque de los Hermanos Castro para presenciar alguno de los conciertos.