«Estamos preparados para el invierno y la nieve»

Meicín. Altura de la nieve por la mañana./ A. MIER
Meicín. Altura de la nieve por la mañana. / A. MIER

En el refugio del Meicín se despertaron a 4 grados bajo cero y por la tarde el manto blanco alcanzaba ya los 20 centímetros

A. F. G. / E. G. CASO.

El nuevo día dejó un nuevo paisaje para quienes pernoctaron en el refugio de montaña de Brañagallones, en el Alto Nalón. Era una veintena de excursionistas que se agrupaban en la mañana de ayer alrededor de la chimenea. «La verdad es que estamos muy bien, a unos 19 grados; fuera se estará a menos de cero», explicaba Diego Prado, hijo del responsable de la instalación.

Las nieves, continuaba, dejan «una estampa increíble en esta zona, y quienes se encuentran aquí lo van a disfrutar; es lo natural, que haya estas precipitaciones a estas alturas del año», explicaba. Pero también tiene su aspecto negativo para el sector turístico. «Lo malo es que teníamos una reserva prevista para mañana -por hoy- que se ha anulado por el mal tiempo», explicaba.

Ya se habían acumulado unos diez centímetros de nieve en las inmediaciones del refugio de montaña, que se encuentra a unos 1.200 metros de altitud en el concejo de Caso. «Estamos listos para estas inclemencias y no nos ha cogido de sorpresa; tenemos gas y gasóleo para la cocina y la calefacción; también contamos con víveres suficientes para una buena temporada», señalaba Prado. «Nos agrada que llegue el invierno, es lo que toca», añadía.

Las Ubiñas

En el refugio del Meicín también despertaron rodeados de nieve. Exactamente, once centímetros cubrían los alrededores del alojamiento, situado a 1.560 metros de altitud en el corazón de las Ubiñas y a una hora de caminata de Tuiza de Arriba. Se encargó de documentarlo Alejandro Mier, trabajador del refugio que gestiona Tania Plaza. A 4 grados bajo cero cogió un metro para medir el espesor de nieve y sacar una fotografía en la que se aprecia exactamente la altura de la primera nevada de la temporada. Por la tarde, eran ya 20 centímetros.