Una presa agrede a dos vigilantes de la cárcel de Asturias

Un patio del centro penitenciario de Asturias. /Pablo Lorenzana
Un patio del centro penitenciario de Asturias. / Pablo Lorenzana

«Es el pan nuestro de cada día», apuntan los delegados en el centro asturiano

R. MUÑIZ GIJÓN.

Pasaban las 8 horas de ayer y, como cada día, los vigilantes del Centro Penitenciario de Asturias procedieron al recuento de la mañana, con la apertura de celdas. En ese momento una interna del pabellón número 10 (el módulo de mujeres) la emprendió con dos funcionarias. La agresión dejó a las trabajadoras con contusiones y magulladuras, si bien continuaron con su turno. La presa padece problemas psiquiátricos, según apuntan las fuentes penitenciarias consultadas.

Los ataques a funcionarios vienen siendo denunciados por los representantes laborales, entre ellos Acaip. «Es el pan nuestro de cada día», apuntan los delegados en el centro asturiano. En la penitenciaria de la región «en cada módulo están trabajando dos funcionarios y uno de ellos no debe dejar la zona de seguridad. Entre los dos lidian con más de cien internos. La edad media de la plantilla pasa de los 50 años», apuntan desde la central.

Acaip reclama el refuerzo de las plantillas porque «en estas condiciones no hay una buena asistencia para los presos con problemas psiquiátricos». Además recuerdan que llevan años solicitando que los vigilantes tengan la categoría de agente de la autoridad.