El presupuesto para becas aumenta en 40 millones

El presupuesto para becas aumenta en 40 millones

El Gobierno ha aprobado las ayudas para el próximo curso. En Asturias, más de 18.000 estudiantes reciben dinero del ministerio

EFE / O. E.GIJÓN.

El Gobierno ha aprobado, tal y como estaba previsto y pese a la oposición de algunos sindicatos y asociaciones de familias que mostraron su desacuerdo en el seno del Consejo Escolar del Estado, el decreto que regula las becas al estudio para el próximo curso. En total, algo más de 1.500 millones de euros, lo que supone 40 más que el año pasado. Al margen de eso no hay mayores cambios respecto al sistema anterior, el que aprobó el exministro José Ignacio Wert, y de ahí el malestar de algunos sectores. Sí se espera que las becas lleguen a 17.000 alumnos más, pero no por un cambio en las normas de las ayudas, sino por una modificación de los Presupuestos del Estado de 2018 que aumentaba las deducciones fiscales para los ingresos del trabajo, lo que hará posible que algunos alumnos puedan recibir mayores cuantías esta vez o que otros, que nunca habían tenido derecho hasta ahora, sí puedan optar a ellas. De ahí la necesidad de aumentar el presupuesto.

El Gobierno calcula que en España reciben estas ayudas unos 800.000 estudiantes al año. En el caso de Asturias, más de 18.000 jóvenes tienen una beca del Ministerio de Educación, según las últimas cifras oficiales, del curso 2016-2017. Junto con las ayudas del Principado, más de 37.000 estudiantes necesitan de colaboración de las administraciones para poder continuar con su formación.

Por lo demás, el decreto mantiene una cuantía fija ligada a la renta familiar del solicitante, con otra parte vinculada al lugar de residencia. Además, hay una cantidad que depende el rendimiento académico del alumno. Y esta es una de las cuestiones que más criticada ha sido por parte de sindicatos y familias, junto con la tardanza en las convocatorias y los pagos. Porque hay un parte de la ayuda que se ingresa entre enero y mayo, cuando el curso está finalizando.

Por otro lado, se mantiene la situación con las estudiantes que han sido víctimas de violencia de género, a las que no se exigen algunos requisitos académicos como la carga lectiva superada en el curso anterior, el límite del número de años como becario o la exigencia de superar un determinado porcentaje de créditos. Es el segundo año que se aplican estas medidas.

La cuestión es que el PSOE se había comprometido a modificar la regulación de las becas, que en su forma actual data del año 2013, algo que por el momento no se ha hecho. Desde la comunidad educativa se había solicitado aumentar la cuantía fija, modificar los umbrales de renta y los plazos de tramitación. La ministra de Educación y Formación Profesional Isabel Celáa, ha defendido que la aprobación este año «llega casi un mes antes, con ello damos respuesta a una reivindicación largamente sostenida en el tiempo». Y aseguró que se ha convocado el Observatorio de Becas, Ayudas al Estudio y Rendimiento Académico para estudiar el estado de la cuestión y hacer llegar sus propuestas para la modificación del actual modelo de becas al estudio.

Las principales quejas están relacionadas con el hecho de que haya una parte variable que dependa de los resultados académicos. Al parecer, esos ajustes introducidos por Wert hicieron bajar no solo el número de becados sino también las cuantías medias que reciben.