El Principado anuncia un plan de vuelos al extranjero para completar la llegada del AVE

El vicepresidente y consejero de Infraestructuras, Medio Ambiente y Cambio Climático compareció por primera vez con todo su equipo. Desde la izquierda, en la primera fila, Jaime Izquierdo (comisionado para el Reto Demográfico), Nuria Varela (directora de Igualdad), Jorge García López (director de Movilidad y Conectividad), Paz Orviz (directora de Calidad Ambiental y Cambio Climático), la viceconsejera Nieves Roqueñí, el consejero Juan Cofiño, y Francisco Javier Álvarez López (secretario general técnico). / MARIO ROJAS
El vicepresidente y consejero de Infraestructuras, Medio Ambiente y Cambio Climático compareció por primera vez con todo su equipo. Desde la izquierda, en la primera fila, Jaime Izquierdo (comisionado para el Reto Demográfico), Nuria Varela (directora de Igualdad), Jorge García López (director de Movilidad y Conectividad), Paz Orviz (directora de Calidad Ambiental y Cambio Climático), la viceconsejera Nieves Roqueñí, el consejero Juan Cofiño, y Francisco Javier Álvarez López (secretario general técnico). / MARIO ROJAS

Cofiño afirma que el plan de Feve buscará alternativas a «los posibles perjudicados por un hipotético cierre» de apeaderos

RAMÓN MUÑIZOVIEDO.

A Juan Cofiño, el vicepresidente del Principado, la oposición le recibió reconociendo su «dilatada» experiencia y sometiéndole a un interrogatorio de siete horas y media para conocer sus intenciones. A punto de cumplir dos meses con la cartera de Infraestructuras, Medio Ambiente y Cambio Climático, el interpelado lanzó propuestas y dejó otras apenas enunciadas, invitando a los seis grupos a negociar y terminar de pulirlas. «Vengo de una generación política instalada en el consenso, algo que desgraciadamente se ha perdido con la nueva política», justificó.

Con ese tiento, amplió los objetivos del plan de choque para Feve que desde el mes que viene negociará con el Ministerio de Fomento. Lo hizo recordando que se ha reunido con el colectivo Asturias al Tren, que lleva años «preocupado por intentar optimizar los tiempos de servicio de Feve. Ellos ponen el acento en la cierta inutilidad de algunos apeaderos». Cofiño asume que es un «tema complejo» y un problema; «uno más a abordar en el plan de choque». Su propuesta es redefinir la cartelera actual «para el mayor beneficio de los más». Por ley «tendremos que buscar una solución alternativa para aquellos posibles perjudicados por un hipotético cierre de apeaderos que no tienen funcionalidad alguna». Es «uno de los objetivos del plan de choque» pero también una idea abierta. El vicepresidente invitó a los grupos a hacer aportaciones que poder trasladar a la comisión bilateral con Fomento.

«Tengan la seguridad de que este consejero va a tener vocación ferroviaria», prometió. En «las próximas semanas» ello llevará a la firma del convenio del soterramiento de Langreo, donde la consejería invertirá «ocho millones y pico» en una obra que ejecutará en dos fases, mientras que Adif desembolsará 40 millones «con lo que entendemos que aplicará una doble vía que no estaba en superficie», aclaró la directora general de Infraestructuras, Esther Díaz.

A la presidenta de Adif y al de Renfe el vicepresidente ya los ha comprometido Cofiño para que visiten la ZALIA y colaboren en el diseño de la estación intermodal, que hasta ahora maduraba el Principado en solitario. Del plan de vías gijonés dijo que la consultora someterá a información pública el estudio de la estación intermodal «en abril» y que ese trabajo será el que «determine la ubicación definitiva», esto es, la «técnicamente idónea». El convenio suscrito por las administraciones la sitúa en el entorno del Museo del Ferrocarril pero deja cláusulas para revisar la decisión si los costes superan lo previsto.

El vicepresidente defendió que «por primera vez los asturianos tenemos un plazo cierto» para la conclusión de la variante de Pajares, toda vez que el ministerio sitúa a inicios de 2021 la fase de ensayos. Será «una liberación mental para los asturianos». El AVE, dijo, llegaría a la región y eso obliga a tomar decisiones.

«Una vez entre en vigor el AVE es posible que los tráficos del aeropuerto sufran mutaciones», apuntó. Los estudios sobre el futuro de la terminal de Santiago del Monte coinciden en que esa mejora de la conexión ferroviaria restará clientela a los vuelos con Madrid, el principal destino de la región. «En los próximos meses vamos a negociar un plan con los empresarios y la sociedad civil para buscar mejoras significativas de la conectividad aérea», avanzó. Ese plan de conectividad está abierto a las conversaciones pero tiene una meta clara: «Tenemos un déficit de conexiones internacionales, hay que mejorar algunas de esas rutas».

Tensión sobre el peaje

Los momentos de mayor voltaje se vivieron al reconocer Cofiño que «es imposible» rescatar el peaje del Huerna porque tiene un coste «inabordable; no lo va a hacer nadie, nunca». De ahí que vaya a centrar sus esfuerzos en rebajar la tarifa a los transportistas. Daniel Ripa, de Podemos, dijo que «no era de recibo» dejar sin explorar la posibilidad de un rescate «que prometieron hace dos años» y le retó a enseñar los informes que avalan la imposibilidad de la operación. «Si no, no venga con cuentos», asestó. «No le acepto que me hable de cuentos», se revolvió el consejero en un rifirrafe que sofocó el presidente de la comisión parlamentaria.

Alvaro Queipo, del PP, recordó luego que los socialistas impulsaron dos años antes una proposición reclamando la supresión del peaje «en un ataque al Gobierno de Mariano Rajoy. Entiendo que usted considera irresponsable aquello y que se hacía juego político con algo muy serio». El vicepresidente evitó remover el agua pasada: «No tengo fresca la memoria, no sé de qué coyutura me habla».

Por su parte, Foro Asturias reservó sus dardos a reclamar al Principado que ejecute la sentencia que le reconoce el derecho a cobrar 213 millones de fondos mineros. Cofiño dijo que lo estudiaría pero priorizó «allegar fondos, sean mineros o no».

Más información