El Principado, cuarta comunidad en poner en marcha un protocolo contra la violencia sexista

El Principado, cuarta comunidad en poner en marcha un protocolo contra la violencia sexista

En los dos últimos años se han denunciado en Asturias 36 violaciones y 548 agresiones, si bien el Gobierno asume que existen más casos

Ana Moriyón
ANA MORIYÓNGijón

El Principado pondrá en marcha un protocolo específico contra las agresiones sexuales y otras formas de vulneración de la libertad e indemnidad sexual de las mujeres. El consejero de Presidencia, Guillermo Martínez, anunció esta mañana que la próxima semana se presentará públicamente bajo el nombre 'Protocolo contra las violencias sexistas del Principado de Asturias' y que entrará en funcionamiento de forma inmediata.

Se trata, avanzó, de un documento que «nos situará como la cuarta comunidad autónoma, después de Andalucía, Cantabria y Aragón, en articular una herramienta de coordinación y mejora de la atención a las víctimas para abordar de manera integral las violencias sexuales contra las mujeres. El protocolo se enmarca dentro de las actuaciones asumidas en el Pacto Social contra la Violencia sobre las Mujeres, que el Gobierno de Asturias se comprometió a impulsar a través del Observatorio contra la Violencia de Género.

Con este nuevo protocolo, el Principado busca «elaborar y ampliar para el futuro la prevención y la atención a la violencia sexual en Asturias, promoviendo para ello la colaboración de las instituciones legales, educativas, sanitarias y sociales implicadas en el desarrollo de programas y servicios de atención a mujeres víctimas de abuso sexual».

Las estadísticas oficiales sobre violencia sexual, dijo, solamente nos ofrecen una «idea aproximada de la dimensión de este problema», y según las memorias anuales del Ministerio del Interior en los últimos dos años se han denunciado en el Principado de Asturias: 36 violaciones, y 548 agresiones, situaciones de abuso y de acoso sexual. «Estamos hablando, por tanto, de un tipo de violencia en muchas ocasiones poco visible que supone una clara vulneración de los derechos fundamentales de las mujeres, máxime si tenemos en cuenta que las denuncias esconden el verdadero alcance de esta problemática por la ausencia de investigaciones que analicen en profundidad los diferentes tipos de agresiones y de violencia sexual hacia las mujeres», advirtió.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos