El Principado «negociará» con las aerolíneas tras quedar desierto el concurso internacional

Isaac Pola anuncia que el concurso ha quedado desierto ante la mirada de Guillermo Martínez. A la izquierda, Fernando Lastra. / EFE
Isaac Pola anuncia que el concurso ha quedado desierto ante la mirada de Guillermo Martínez. A la izquierda, Fernando Lastra. / EFE

Pola ve la amenaza de su reprobación como «una instrumentalización de ciertos grupos», mientras la oposición exige que aclare las negociaciones

A. SUÁREZ / CH. TUYA GIJÓN.

La mesa de contratación tenía que abrir las plicas a las 13 horas. Pero, una hora antes, el consejero de Empleo, Industria y Turismo confirmó lo que era un secreto a voces en el sector: «Les adelanto que no se ha presentado ninguna oferta». Isaac Pola confirmaba así el peor de los pronósticos: el aeropuerto de Asturias no tendrá ninguna conexión internacional durante la cartelera de invierno, la que empezó a finales de octubre y concluye en marzo. Será la primera vez en los cincuenta años que la infraestructura cumplió en junio.

Porque ya en 1968 tuvo operaciones testimoniales a Biarritz y París. Al año siguiente la compañía Sobelair implantó en Asturias la primera conexión internacional: Bruselas. Desde aquel momento, siempre ha habido vuelos regulares desde Asturias a destinos extranjeros. Hasta este invierno. De contar con vuelos a tres aeropuertos británicos (Heathrow, Gatwick y Stansted), a París, Lisboa, Ginebra, Múnich y Venecia pasó a cero.

Una situación generada por la supresión de la rutas estivales (Venecia, Múnich y Ginebra), unida a la conclusión de los contratos de promoción que el Gobierno regional tenía con Vueling e Iberia Express, (para las rutas a Charles de Gaulle, Gatwick y Heathrow), así como a la marcha de EasyJet y a la espantada de TAP de la ruta a Lisboa ante la falta de tripulación.

Más información

La fórmula utilizada por el Principado para evitar la fuga de aerolíneas no ha dado resultado. Sacó a concurso un nuevo contrato de promoción turística en el que ofrecía pagar 968.000 por vuelos a Londres y 726.000, a París y Francfort, respectivamente. Una oferta que no convenció ni siquiera a Vueling e Iberia Express, que solo tenían que retomar la venta de billetes a Londres y París que suspendieron de forma unilateral tras conocer, en abril, que EasyJet abandonaba Asturias.

Cita con Fomento y AENA

ras ver rotas sus esperanzas de que «antes de fin de año se puedan retomar las conexiones internacionales», Isaac Pola pone en marcha el 'plan b' que ya anunció la pasada semana el consejero de Presidencia Guillermo Martínez. Pola anunció ayer que «se adoptarán de inmediato las medidas correspondientes», unas que pasan «por negociar con las aerolíneas», apuntó el socialista, aunque sin concretar el formato de esas negociaciones. La Unión Europea no permite la subvención directa a las compañías aéreas. Solo autoriza contratos de promoción turística o, en caso de graves problemas de comunicación, la fórmula de 'Obligación de Servicio Pública' (OSP), que permite financiar la operación de rutas claves.

Espera el consejero encontrar la llave en la reunión del Comité de Coordinación Aeroportuaria que se celebrará el lunes en el aeropuerto asturiano, con la presencia de responsables de AENA y del Ministerio de Fomento. Solo IU tiene esperanzas en ella «Espero que acuerden que las rutas de Madrid y Barcelona sean OSP», señaló Ovidio Zapico.

El resto de grupos salió en tromba a descalificar la gestión del Principado. «Solo dos palabras, fracaso e incompetencia», resumió desde el PP Pedro de Rueda. En su opinión, «retrocedemos treinta años», algo que lleva a Foro a reivindicar su propuesta. «La reprobación del consejero está más que justificada. Despreciaron el destino de Stansted», aseguró la diputada Carmen Fernández.

Su petición cuenta con el apoyo de Ciudadanos. Armando Fernández califica con «un cero enorme para un gobierno inmovilista y en decadencia. Alguien debe dimitir por este desastre». Desde Podemos, Lorena Gil puso el acento en la transparencia: «Pola debe explicar porqué retrasó el concurso de julio a septiembre y, sobre todo, qué va a hacer a partir de ahora».

Desde el sector turístico, la noticia del concurso fallido supuso ayer «una decepción». El presidente de Operadores Turísticos y Agencias de Viaje de Asturias, mostró su preocupación «por la falta de conexiones» y dijo que «las líneas son rentables. No lo decimos por decir, sino que lo demuestran los números». Íñigo Fernández se mostró confiado en que «una ruta con Fráncfort también tendría buenos resultados».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos