Proponen hacer un seguimiento durante varios años a los graduados en FP

María del Mar Romero, Luisa Pérez Ramos, gerente del servicio público de empleo del Principado, e Iván Diego. /  AURELIO FLÓREZ
María del Mar Romero, Luisa Pérez Ramos, gerente del servicio público de empleo del Principado, e Iván Diego. / AURELIO FLÓREZ

LAURA MAYORDOMO GIJÓN.

Desde 2002, y por ley, el Principado lleva a cabo un seguimiento a los alumnos que se titulan en algún grado formativo de FP. A los seis meses de graduarse, reciben una llamada de su antiguo centro educativo en la que se les preguntan cuestiones como si está trabajando, si el empleo que desempeña guarda relación con lo que estudió o si sigue formándose. Es algo que llevan a cabo todas las comunidades autónomas, aunque cada una a su manera. Cómo lo hacen es lo que se ha estudiado en el proyecto Tracktion de la UE, que compara además los protocolos que se siguen en los 28 estados miembro. María del Mar Romero e Iván Diego, dos de sus responsables, se encargaron ayer de exponer en la Laboral la parte del trabajo que ya han realizado y lo que les queda de aquí a 2020, cuando acaba el proyecto

A la vista de los resultados, y las recomendaciones de la Comisión Europea, se plantea la conveniencia de alargar el seguimiento a estos alumnos al menos hasta los dos años de su graduación. De hecho, ya se está aplicando un protocolo en cinco centros de FP de la región que incluye una encuesta tres meses antes de la conclusión de los estudios -cuando se pregunta a los alumnos sobre sus expectativas de inserción laboral, si quieren trabajar o no en lo que ha estudiado o si tienen experiencia previa en su sector u otro-, otra encuesta a los seis meses de la graduación y una tercera al año y medio. Con todo, «nos gustaría que hubiera alguna medición más», explicó Romero, técnica del área de educación emprendedora de Valnalón. Las conclusiones iniciales de este trabajo serán expuestas al Ministerio de Educación en un reunión en junio.