Ciudadanos de Oviedo ve «prematuro» hablar de La Vega para el grado de Bellas Artes

El PSOE reclama a los socios del gobierno ovetense que respeten la autonomía universitaria

A. ARCEOVIEDO.

La Corporación municipal ovetense no se ha querido quedar atrás a la hora de terciar en el debate sobre el grado de Bellas Artes y su ubicación. Si el segundo teniente de alcalde de Oviedo, el popular Mario Arias, avisaba anteayer de que es «irrenunciable» que la ciudad sea la sede de esta titulación, ayer, el vicealcalde, Nacho Cuesta, advirtió de lo «prematuro» que resulta por el momento proponer una localización como la antigua fábrica de armas de La Vega para tales fines. Primero, expuso, hay que retomar las negociaciones con el «legítimo propietario»: el Gobierno central. Sin embargo, y desde la oposición, el PSOE ovetense quiso llamar a la calma a los dos socios de gobierno en el Consistorio de la capital del Principado. Y les reclamó «respeto pleno» a la autonomía de la Universidad para decidir su política de implantación de nuevos estudios.

«PP y Ciudadanos deberían mostrar, al menos, tanto respeto a la Universidad de Oviedo como la exquisita delicadeza que dicen tener hacia la Iglesia. Mercadear políticamente con el futuro de la Universidad es desleal», defendió el concejal Diego Valiño.

En opinión de los socialistas, las «profundas» raíces de la institución académica en la ciudad colocan a Oviedo como un referente «ineludible» de su expansión. No obstante, la implantación de nuevos grados «no puede ni debe depender de estériles polémicas localistas», subrayó.

«Para nosotros esa planificación debe hacerse tomando como referente los planteamientos de la Universidad y sentando a una mesa a todas las partes implicadas», añadió el edil.