«Rafa tiene sus miedos a los pinchazos, pero no a la enfermedad»

«Rafa tiene sus miedos a los pinchazos, pero no a la enfermedad»
E. C.

El padre del pequeño con leucemia en Oviedo reclama más información sobre la donación de médula. El Principado no supera los diez mil donantes

MARLA NIETO

Óscar Fernández, el padre de Rafa, un niño con leucemia linfoblástica aguda de Oviedo, insta una mayor concienciación en cuanto a trasplantes de médula en el Principado de Asturias pues, dice, en la actualidad no se supera la cifra de 10.000 donantes. «Un país como Alemania llega a tener 8 millones de donantes, sin embargo, en España están sobre los 400.000. Aunque nos doblen en población, la diferencia es muy grande. Hay demasiada desinformación al respecto», argumentó en declaraciones a EL COMERCIO. Además, dijo, se ha recortado la edad máxima de donantes de 55 a 40 años con la intención de que mejore la calidad de las muestras, pero eso «supone un obstáculo. Hay mucha gente de 40 años en adelante en perfecto estado de salud para donar».

Fernández contó cómo después de la recaída de su hijo en octubre del año pasado, al terminar el tratamiento de quimio no querían exponer al niño a la imagen pública, pero «algo teníamos que hacer», afirmó. Su propósito es, sobre todo, tratar de llegar a la gente a través de las redes sociales para que se informen y se animen a donar «por Rafa y por tantas otras personas que necesitan trasplante de médula».

En cuanto a su caso concreto, Rafa comenzó la enfermedad con tan solo 18 meses en septiembre del 2016 y estuvo en tratamiento hasta octubre del año pasado. Según informó su padre, a los dos días de terminar el tratamiento el niño recayó. La mayoría de casos se curan, pero hay un porcentaje que recae y ahí ya se tiene la obligación de realizar un trasplante.

«El niño tiene sus miedos a los pinchazos, pero no a la enfermedad en sí. Nunca preguntó, no sé hasta qué punto entiende. Ahora con la recaída pregunta más, también porque es más mayor. Por ejemplo, cuando íbamos al parque tenía que ser cuando ya no había niños por miedo a que contrajese alguna enfermedad al tener las defensas bajas y eso a Rafa le chocaba», aseguró el padre.

 

Fotos

Vídeos