Un recorrido emocional por los 50 años de Medicina

Mural que decora la sala de juntas de la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud, obra del oncólogo y alumno de la primera promoción Luis Miguel Antón Aparicio. Es una de las piezas de la exposición. / E. C.
Mural que decora la sala de juntas de la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud, obra del oncólogo y alumno de la primera promoción Luis Miguel Antón Aparicio. Es una de las piezas de la exposición. / E. C.

La facultad conmemora el aniversario del inicio de las clases con una exposición en el Edificio Histórico

L. M. GIJÓN.

Los primeros alumnos de la por entonces licenciatura de Medicina y Cirugía de la Universidad de Oviedo no tuvieron facultad propia hasta el curso 1974-1975, cuando por fin pudieron trasladarse al edificio diseñado por el arquitecto Álvarez-Castelao en el campus de El Cristo. Dejaban así atrás las aulas de la Facultad de Geológicas que durante seis años los había acogido en Llamaquique. Se cumplen ahora cincuenta años del inicio de la actividad de uno de los centros más prestigiosos de la Universidad de Oviedo. Un aniversario cuya conmemoración comienza esta tarde con la inauguración de una exposición que se podrá ver en el Edificio Histórico hasta el 9 de junio. La muestra pretende ser «un recorrido emocional» por la historia de la hoy Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud, explica su comisario y catedrático de Anatomía José Antonio Vega.

En ese repaso no faltará la mención a la primigenia Facultad de Medicina de la Universidad de Oviedo, la que funcionó entre 1796 y 1808, y su plan de estudios. O a los estudios de Ayudante Técnico Sanitario que se empezaron a impartir en 1975 solo para hombres. O la sucesiva incorporación de los alumnos de Enfermería, Estomatología, Fisioterapia, Bioquímica y Odontología. Sendas orlas, con la primera y la más reciente promoción de todos estos estudios ocuparán un lugar destacado de la exposición. Como también lo ocuparán los retratos de los decanos que ha tenido y tiene la facultad -desde el recordado Antonio Pérez Casas hasta el actual, Alfonso López Muñiz, pasando por Manuel Crespo, Juan Sebastián López Arranz, Antonio Cueto, Enrique Martínez y Pedro Riera- y los tres directores de la Escuela Universitaria de Enfermería y Fisioterapia.

Además de tres piezas anatómicas del siglo XIX y del XX o la primera tesis doctoral defendida en la facultad, podrá verse una reproducción del mural que decora la sala de juntas y que fue realizado por un alumno de la primera promoción, tomando como modelos a compañeros y profesores.