Escándalo por premiar con vibradores a cuatro ganadoras de squash en Asturias

Los obsequios recibidos por las ganadoras del Campeonato de Asturias de Squash. / E. C.

Las vencedoras del Campeonato regional recibieron como regalos un estimulador íntimo, dos kits de depilación y una lima eléctrica

AZAHARA VILLACORTA GIJÓN.

Se llama 'Pure fantasy', puede comprarse por 29,55 euros y se publicita como «un elegante estimulador personal diseñado para darte placer sensual» y, de paso, «iniciar un viaje de descubrimiento hacia un sexo más satisfactorio y placentero». Hasta ahí, todo normal para las características que se le presuponen a un vibrador. Si no fuera porque este juguete sexual comercializado por Durex fue uno de los obsequios que recibieron las cuatro ganadoras del Campeonato de Asturias de Squash 2019, celebrado en Corvera el 10 y el 11 de mayo, junto con una lima eléctrica (con un sérum incluido) especial para pedicuras y dos kits de depilación.

Todo había transcurrido con normalidad en el torneo organizado en el polideportivo de Las Vegas. Hasta que llegó el turno de entregar los trofeos a las ganadoras del campeonato en la categoría femenina: Elisabet Sadó Garriga (campeona), Olaya Fernández Lence (subcampeona), Marina Arraiza Mier (tercera clasificada) y Cristina Barandica Fernández (cuarta).

Fue entonces cuando el presidente del Squash Oviedo (el club encargado de la organización del torneo), Nacho Manzano, les hizo entrega del trofeo que dona el Principado (una estatuilla convencional). También todo según el guion. Hasta que otro de los miembros del club ovetense se acercó a darles unos obsequios y las jugadoras comenzaron a cruzarse miradas a medio camino entre la sorpresa y la estupefacción.

«Imagínate sus caras. En un primer momento, se quedaron flipando, sin saber casi cómo reaccionar, y, después, más calmadas, redactaron una carta en la que mostraban su indignación y denunciaban los hechos», explicó a EL COMERCIO Maribel Toyos, vocal de la Federación de Squash del Principado, que precisó también que «los ganadores varones únicamente recibieron sus correspondientes trofeos». Nada de regalos para ellos.

Así que, tras la incredulidad inicial, las jugadoras elevaron su queja a la Federación, que organizó una reunión de urgencia en el marco de una de sus comisiones, denominada precisamente 'Squash y Mujeres'. «Pero se dio la circunstancia de que una de las jugadoras implicadas forma parte de esa comisión, por lo que decidió inhibirse y poner los hechos en conocimiento del Instituto Asturiano de la Mujer, que entendemos que es el organismo competente en este caso».

Más información

«Es el colmo del sexismo», concluye Toyos, que coloca la pelota en el tejado del Squash Oviedo, como encargado de organizar el campeonato: «Lo que hace la Federación es solicitar los trofeos al Principado, mientras que los obsequios corresponden al club organizador. Nosotros no sabíamos nada».

De hecho, la Federación se dirigió inmediatamente al club ovetense en busca de explicaciones. Y lo que obtuvieron fue una carta «pidiendo disculpas a las jugadoras, pero diciendo que ellos no pensaban que fuese sexista ni discriminatorio». Algo que a Maribel Toyos no termina de cuadrarle: «No tiene sentido que se disculpen, pero que, al mismo tiempo, sigan sosteniendo que los obsequios no son sexistas».

El presidente del Squash Oviedo, Nacho Manzano, en conversación con este periódico, mantuvo esa misma posición y lamentó «que las jugadoras se hayan sentido agraviadas».

«Nosotros somos los primeros abochornados por lo que ha ocurrido y entendemos que los regalos no fueron los adecuados, pero nuestra intención en ningún momento ha sido ofender a nadie. Simplemente, las cosas salieron así y ellas han decidido seguir adelante con esto, así que todos tomaremos las medidas que tengamos que tomar», indicó Manzano en nombre del club, que ya ha puesto el asunto en manos de sus asesores legales y que anuncia que en los próximos días emitirá un comunicado oficial explicando su posición.

Pero, de momento, el escándalo se ha cobrado la dimisión de tres directivos de la Federación de Squash del Principado (la del propio Manzano, que hasta ahora era uno de los vocales de la gestora que dirige la entidad, la de su presidente y la de su vicepresidente), quedando ahora conformada por cuatro personas (tres mujeres y un hombre).

Y, además, «el Squash Oviedo, ha renunciado también a organizar ningún evento más esta temporada. Normal, con la que han liado...», concluye Toyos.

Una decisión que no logró aplacar a las redes, donde los regalos han sido calificados de «burdos, zafios, cavernícolas, denigrantes y de mal gusto» por unos, mientras que otros consideran que «no hay machismo ni trato denigrante, tan solo una campaña publicitaria apabullante de las marcas que donaron los productos».