Renfe desbloquea la venta en parte de los trenes a Madrid para el verano

El trazado soterrado que evitará el 'fondo de saco' de León está hecho y los topógrafos preparan el desembarco de las vías

R. MUÑIZ GIJÓN.

Renfe vende ya billetes para el verano en los Alvia Gijón-Madrid y Gijón-Barcelona, aunque aún no para todos los horarios. La cartelera comercial estaba bloqueada debido a los ajustes que exigen el avance de las obras de alta velocidad en distintos tramos. En lo tocante a Asturias, se estaba pendiente, entre otros, de los trabajos para poner ancho mixto en León-La Robla, la supresión del 'fondo de saco' en la capital vecina, la activación del sistema ERTMS entre León y Valladolid, y la apertura del tercero de los túneles coloquialmente conocidos como 'de la risa' entre Chamartín y Atocha.

En la relación con Madrid, se venden ya billetes para los trenes que cubren la ruta sin continuar luego hacia el Levante. En sentido hacia la capital, se mantienen los horarios y tiempo de viaje para el servicio que abandona Sanz Crespo a las 7 horas y el que lo hace a las 17.51. Lo mismo ocurre con los trenes de regreso que mantienen su salida de Chamartín a las 7.02 y a las 14.50 horas.

No hay cambios a la vista tampoco en la conexión con Barcelona, con un Alvia que sigue saliendo de Gijón a las 7.57 con once horas y seis minutos de viaje. El trayecto de regreso sale de la ciudad condal a las 12.10 con once horas y dos minutos hasta llegar a Sanz Crespo. Faltan todavía frecuencias por cargar, pero las que ya despachan billetes sugieren que no habrá grandes recortes de tiempo al menos hasta septiembre. La mejora que más cercana parece es la activación del ERTMS, el sistema de control de tráfico propio de la alta velocidad y que está llamado a permitir circular más rápido entre Valladolid y León. La infraestructura ya está homologada y los maquinistas hacen kilómetros para obtener la certificación. Se espera que con este avance se acorte en unos diez minutos el tiempo de viaje.

El mayor salto, sin embargo, se logrará con la supresión del 'fondo de saco' en León, que penaliza con unos 20 minutos al Alvia asturiano. El trazado soterrado que permitirá poner fin a ese rodeo está hecho y los topógrafos andan tomando medidas para comenzar el montaje de vías. En un inicio los carriles se ensamblarán en ancho ibérico y las instalaciones quedarán listas a final de año. Hay ya licitada la redacción del proyecto para migrar una vía al ancho internacional.