Asturias, a la cabeza de los divorcios en España

Asturias, a la cabeza de los divorcios en España

El repunte de las rupturas matrimoniales en el primer trimestre se produce después de que en 2018 el Principado encadenara el cuarto año consecutivo de descensos

EFE

El número de demandas de disolución matrimonial subió en Asturias en el primer trimestre un 4,2 por ciento respecto al mismo periodo del año pasado, hasta 693, según los datos difundidos este miércoles por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Asturias registró una de las tasas de disoluciones matrimoniales más altas del país, 6,8 por cada 10.000 habitantes, sólo superada por Aragón, Canarias y Comunidad Valenciana, todas ellas con 6,9, frente a la media nacional de 6,3.

El repunte de las rupturas matrimoniales en el primer trimestre se produce después de que en 2018 el Principado encadenara el cuarto año consecutivo de descensos.

De las 693 demandas contabilizadas, 407 fueron divorcios consensuados, dos más que en el primer trimestre de 2018, y 248, contenciosos, diecinueve más.

Otras 26 fueron separaciones consensuadas, una más, y 11, contenciosas, seis más.

Al igual que en el primer trimestre de 2018, Asturias sólo registró una nulidad entre enero y marzo.

En el conjunto del país el número de demandas de disolución matrimonial ha aumentado una media del 1,2 por ciento en el primer trimestre del año respecto del mismo periodo de 2018, con lo que cambia la tendencia de descensos que se venían registrando desde hace varios años.

Entre enero y marzo de este año se produjeron 28.091 divorcios y 1.361 separaciones y han sido Aragón, Canarias y la Comunidad Valenciana las autonomías donde se han registrado las mayores tasas, frente a la más baja de Castilla y León.

En concreto, se han registrado 16.423 demandas de divorcio consensuado en ese periodo (1,2 por ciento más) y 11.668 demandas de divorcio no consensuado (0,6 por ciento más); respecto a las separaciones, 900 han sido consensuadas (un 4,2 por ciento más) y 461 no consensuadas (8,7 por ciento más).

Las demandas de nulidad presentadas en los tres meses analizados ascienden a 34, un 17,1 por ciento menos a las presentadas en el primer trimestre de 2018.

El informe pone en relación las demandas de disolución matrimonial del total del año con la población por territorios a 1 de enero de 2019.

De este modo se puede ver que el mayor número de demandas de disolución por cada 10.000 habitantes se ha dado en Aragón, Canarias y la Comunidad Valenciana, con una tasa del 6,9; Asturias, 6,8; Cataluña, 6,6; Andalucía, 6,5; Islas Baleares, Cantabria y Murcia, 6,4. Todas esas regiones han superado la media nacional, que es de 6,3.

Por el contrario, las más bajas se han dado en Castilla León, con una tasa del 4,9; País Vasco, 5,3; y Extremadura, 5,7.

Por primera vez, la estadística judicial recoge datos de rupturas de parejas estables en Cataluña, constituidas e inscritas al amparo de la legislación civil propia de dicha comunidad.

En el primer trimestre de 2019 se han registrado en Cataluña 21 demandas de ruptura consensuada y 12 no consensuada de parejas estables, por las 26 y 9 registradas respectivamente en el primer trimestre de 2018.

Todas las demandas de modificación de medidas, tanto matrimoniales como no matrimoniales, han mostrado incrementos respecto al primer trimestre de 2018.

Las demandas de modificación de medidas consensuadas, de las que se han presentado 3.335, se han incrementado un 17,2 por ciento y las no consensuadas, que fueron 9.440, un 8,1 por ciento más respecto al mismo trimestre de 2018.

Las modificaciones de medidas de guarda, custodia y alimentos de hijos no matrimoniales, tanto consensuadas, 5.285, como no consensuadas, 7.545, han tenido incrementos interanuales del 5,7 y 7 por ciento, respectivamente.