Salud Mental reconoce que hay pacientes jóvenes en geriátricos

Pilar Varela y Francisco Del Busto, en un acto en Gijón. / J. PETEIRO
Pilar Varela y Francisco Del Busto, en un acto en Gijón. / J. PETEIRO

Dos varones, de entre 38 y 42 años, viven en el centro langreano de Casta, mientras la falta de plazas obligó a trasladar a otros dos fuera de la región

CHELO TUYA GIJÓN.

«En este momento ha sido necesario la contratación de cuatro plazas temporales para pacientes con trastorno mental severo menores de 50 años en otros centros de atención diferente a los de la red pública». La Consejería de Sanidad confirma que, tal y como adelantó EL COMERCIO, la falta de residencias de salud mental lleva a las familias a ingresar a enfermos jóvenes en geriátricos.

Pese a la negativa inicial de la Consejería de Servicios y Derechos Sociales, que explicó que dispone de 190 plazas de atención psicogeriátrica a la que solo acceden mayores de 50 años con discapacidad psíquica severa, expertos en psiquiatría y en atención geriátrica confirmaron el incremento de patologías mentales entre personas menores de esa edad, la mínima para poder utilizar alguna de las plazas psicogeriátricas. Un incremento de jóvenes enfermos que no ha ido de la mano de un crecimiento en la oferta asistencial para estas personas. «Sabemos que hay jóvenes en residencias geriátricas. Es una necesidad de las familias, que no tienen donde alojarlos», aseguraron varios especialistas.

La Consejería de Sanidad confirma que, en estos momentos, «cuatro varones, de 38 y 42 años», están fuera de la red de salud mental. «Todos están incapacitados y son tutelados por el Principado». Según explican fuentes del departamento que dirige Francisco del Busto, «dos de ellos residen en Centro Residencial de Asturias», el que Casta tiene abierto en Langreo. Se trata de una empresa privada, especializada en geriatría y, también en atención a la salud mental y psiquiatría.

Para Sanidad, el dispositivo «tiene reconocida la asistencia a pacientes con trastornos mentales y está incorporado en el acuerdo marco de la Consejería de Servicios y Derechos Sociales». Respecto a los otros dos jóvenes, asegura que están «en un centro neurosiquiátrico especializado en otra comunidad autónoma». Argumenta su traslado con que «son patologías de complicado manejo desde el punto de vista clínico y social y en los que previamente ha fracasado el ingreso en otros dispositivos».

Garantiza, además, que «estas plazas son financiadas por el Servicio de Salud del Principado (Sespa) que se asegura cumplan con los estándares de calidad en la atención que se exige para todos los pacientes».

Consejeros al Parlamento

Pero Sanidad es consciente de que esos cuatro casos son solo la punta del iceberg. «Sabemos que tenemos una escasez de plazas y que, en momentos puntuales como el actual, obliga a concertar plazas fuera de la red pública asistencial». Recuerdan desde la consejería que la necesidad de hacer frente a esta nueva necesidad, la de plazas asistenciales para enfermos mentales jóvenes, estaba contemplada en el Plan de Salud Mental 2015-2020. El que Sanidad presentó ante la Junta el año pasado y que «fue rechazado merced a una iniciativa de Ciudadanos secundada por el PP y Podemos».

Aquel documento incluía «entre otras medidas, la necesidad de revisar y completar la implantación del programa de atención a personas con trastorno mental grave o severo en toda la Red de Salud Mental, con especial énfasis en la atención infanto-juvenil». De hecho, apuntan que se preveía «crear entre los años 2015 y 2020 un total de 254 plazas de alojamiento con un coste total del período de 4.956.000 euros. De ellas, 73 eran plazas psicogeriátricas en residencias y 21 en pisos tutelados. Estas, gestionadas por Fasad». Unas explicaciones que tanto Francisco del Busto como Pilar Varela deberán dar en el Junta. Ciudadanos ha exigido la comparecencia de ambos consejeros de forma urgente.

 

Fotos

Vídeos