Sanidad insta a las autonomías a reforzar las inspecciones contra el tabaco en las terrazas

María Luisa Carcedo se dirige a una niña, en la unidad de hipoacusia, ante el consejero de Salud, Pablo Fernández; el secretario de Estado de Sanidad, Faustino Blanco; el gerente del HUCA, Luis Hevia, y el jefe de sección de otología, Justo R. Gómez. /  HUGO ÁLVAREZ
María Luisa Carcedo se dirige a una niña, en la unidad de hipoacusia, ante el consejero de Salud, Pablo Fernández; el secretario de Estado de Sanidad, Faustino Blanco; el gerente del HUCA, Luis Hevia, y el jefe de sección de otología, Justo R. Gómez. / HUGO ÁLVAREZ

La ministra incide en que en las instalaciones que no cumplen la ley «se acumulan humos que pueden perjudicar a los no fumadores»

SANDRA S. FERRERÍAOVIEDO.

«Hay que cumplir la ley». Con claridad abordó ayer la ministra de Sanidad en funciones cómo hay que proceder en la lucha contra el tabaco. También con contundencia. María Luisa Carcedo insistió en que los establecimientos de hostelería tienen que respetar la normativa que rige el consumo de tabaco en las terrazas y solo permitirlo en aquellas que cumplan con los requisitos establecidos en la legislación.

Así las cosas, la política socialista incidió en que desde el ministerio que encabeza se está instando ya a las comunidades autónomas a aumentar y reforzar las inspecciones que se llevan a cabo en las terrazas. «No es que vayamos a hacerlo, es que lo hemos hecho ya», incidió la ministra de Sanidad ayer en Oviedo, donde visitó la unidad de hipoacusia del Hospital Central Universitario de Asturias (HUCA) y la fundación Vinjoy. Carcedo había alertado de que no siempre se estaba cumpliendo con la legislación, una denuncia que motivó las protestas de la hostelería en el Principado, un sector que defendió que en la región sí se respeta sin excepciones la ley antitabaco.

Una legislación que señala que únicamente está permitido fumar en las terrazas totalmente abiertas o en aquellas que tengan jardineras o mamparas de escasa altura. Por contra, no se puede fumar en las terrazas retranqueadas en el interior con tres paredes, muros o paramentos ni en las exteriores con esos mismos elementos y techo. Tampoco en las exteriores completamente cubiertas con cuatro de esos elementos, ni en las terrazas con paramentos continuos y discontinuos y techos. Para que no quede duda de dónde se puede y dónde no fumar, el ministerio incluso remitió a las comunidades autónomas unas infografías en las que se detallan con claridad todas estas cuestiones.

En las terrazas que no respetan los criterios constructivos planteados por Sanidad, explicó la política asturiana, «se acumulan humos que pueden perjudicar a los no fumadores».

También se refirió la ministra a la necesidad de implementar cambios en la ley antitabaco vigente. Partidaria de endurecerla, María Luis Carcedo reiteró ayer en Oviedo que es «evidente» que la ley antitabaco ha de adaptarse a las nuevas formas de fumar, en clara alusión a los vapeadores. También ve necesario ampliar la prohibición de fumar a nuevos espacios. Acabar y prevenir esta adicción es uno de sus objetivos. Y es que su consumo se ha incrementado de forma «preocupante», según recientes estudios. Sobre todo, entre los más jóvenes.

Más