Sanidad sopesa prohibir fumar en los coches para combatir el tabaquismo

María Luisa Carcedo, ayer, presidiendo el Consejo Interterritorial de Sanidad. / EFE
María Luisa Carcedo, ayer, presidiendo el Consejo Interterritorial de Sanidad. / EFE

Carcedo dice que el ministerio financiará las terapias antitabaco y anuncia sanciones a las farmacéuticas que generen desabastecimiento

E. GARCÍA / AGENCIAS GIJÓN / MADRID.

Fumar en coches privados puede tener los días contados. El Ministerio de Sanidad sopesa prohibir fumar en los vehículos y dar un nuevo paso en la lucha contra el tabaquismo. Así lo avanzó ayer la ministra de Sanidad, quien también indicó que su departamento financiará los tratamientos antitabaco. Estas son algunas de las medidas incluidas en el documento 'Líneas de actuación 2019-20 en el ámbito de la prevención del tabaquismo' y confirmadas ayer por la propia María Luisa Carcedo, quien precisó que trabaja junto a la Comisión Europea para generar nuevos «espacios libres de humo», entre los que incluye los vehículos privados.

«Seguimos trabajando en combatir el tabaquismo y, sobre todo, el inicio del hábito tabáquico», señaló la asturiana. Impedir que se fume en los coches «está entre otras muchas medidas» que estudia el Gobierno, aunque según precisó Carcedo es un asunto que «hay que hablar con más calma» en el futuro. Extender la declaración de 'espacio sin humo' a centros deportivos y de ocio, promover el empaquetado genérico o reforzar el cumplimiento de la Ley 28/2005 son otras de las iniciativas que baraja.

La ministra presidió en Madrid el Consejo Interterritorial de Salud, en el que se aprobó el Plan de Garantías de abastecimiento de medicamentos 2019-2020, elaborado por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps). Este documento, al que dieron el visto bueno los consejeros de Sanidad de las diferentes comunidades, entre ellos, el asturiano Francisco del Busto, pretende prevenir, gestionar e informar sobre los problemas de suministro de fármacos, cada vez más frecuentes en las boticas españolas. La iniciativa incluye además un cuarto objetivo transversal, la coordinación con otros países de la Unión Europea, así como medidas reguladoras con posibles sanciones a las compañías farmacéuticas responsables y un plan de control de medicamentos comercializados que se pondrá en marcha en el segundo trimestre de este año. En el tercer trimestre «se adoptarán medidas especiales» encaminadas a garantizar el suministro de medicamentos esenciales y se procederá a la revisión de la política sancionadora a las compañías farmacéuticas. Si bien la ministra recalcó que «no existe ninguna enfermedad que no tenga un tratamiento disponible», cabe destacar que el pasado mes de marzo un total de 274 medicamentos presentaban problemas de suministro.

Insulina sin pinchazo

Otro de los aspectos abordados fue la designación de los once centros acreditados para implantar las terapias innovadoras contra el cáncer CAR-T, una red de la que Asturias, de momento, no forma parte a pesar de que presentó la candidatura del HUCA. El reparto, con el que algunas regiones se mostraron disconformes, se hizo según Carcedo siguiendo «criterios de calidad, seguridad y experiencia». «Es el inicio del camino, no es el final», tranquilizó.

Además, el Ministerio y las comunidades acordaron financiar el sistema de monitorización de glucosa tipo flash -que no requiere pinchazo- a todos los pacientes adultos con diabetes tipo 1. Esta enfermedad afecta al 8,5% de la población asturiana. Igualmente, se aprobó el Plan de Prevención y Control de la Tuberculosis en España, que actualiza el anterior de 2007, y se dio luz verde a la inclusión de la vacunación contra los serotipos A, W e Y del meningococo, y se cambiará la del serotipo C, que ahora se dará a los 12 meses y a los 12 años.