La patronal del transporte por carretera amenaza con un paro estatal por la subida de impuestos

Ovidio de la Roza./
Ovidio de la Roza.

Ovidio de la Roza critica el aumento de la fiscalidad en el diésel, la implantación de la Euroviñeta y los plazos de la descarbonización

ÓSCAR PANDIELLO

El presidente de la patronal del transporte por carretera en Asturias (Asetra), Ovidio de la Roza, ha pedido esta mañana al Gobierno central «diálogo» para tratar los principales problemas a los que se enfrenta el sector. De no ser así, el también presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales de Transporte por Carretera (Conetrans) ha anunciado que habrá movilizaciones a nivel estatal, previsiblemente a finales o principios de año, como respuesta a la «agresividad» que aprecia hacia el sector.

La decisión final se tomará el próximo jueves 22 de noviembre en Madrid en el marco del comité nacional de transportes, donde se dialogará con todas las comunidades autónomas sobre la viabilidad de los paros. De la Roza lo ha anunciado este jueves en Oviedo en la presentación de un informe sobre la evolución del sector del transporte de mercancías por carretera en Asturias durante el año 2018.

Entre los principales problemas ha señalado la situación de «incertidumbre» que a su juicio ha generado el Gobierno central con temas como la descarbonización, el impuesto a hidrocarburos o el nuevo marco de peaje en las autopistas y autovías anunciado por el Gobierno, donde buena parte de ellas pasarían a tener algún tipo de canon.

Un punto que ha calificado como «la gota que colmó el vaso» para un sector, que según ha señalado, ya ingresa al Estado en recaudación unos 25.000 millones de euros, mientras que sectores como el ferrocarril o el naval «reciben subvenciones» estatales a pesar de acabar el año con déficit, ha criticado.

También se refirió durante la rueda de prensa del impacto que tendrá sobre el sector el cierre de Alcoa, uno de los grandes socios de los transportistas asturianos hasta la fecha. Así, de perder las 92.000 toneladas que produce al año la planta los transportistas dejarían de facturar unos 4 millones de euros al año.

De la Roza ha hablado de una «falta de valoración del sector y tomadura de pelo» por parte del Gobierno central y de un ministro de Fomento, José Luis Ábalos, «que solo escucha a una parte». La patronal del transporte por carreteras ha alertado de que si ellos paran «se paraliza la economía». Una situación a la que no les gustaría llegar, «pero las propuestas que se están haciendo sin contar con nosotros nos van a llevar a ella», ha indicado De la Roza.

Síguenos en: