«Nos sentimos indignados y olvidados, esperamos una disculpa»

Autobuses escolares en el colegio Las Mestas de Gijón. / A. GARCÍA
Autobuses escolares en el colegio Las Mestas de Gijón. / A. GARCÍA

La falta de transporte escolar obligó a muchos padres a «pedir permiso en el trabajo para no dejar a los niños en casa» en el primer día de clase

E. FANJUL / A. G.-OVIESGIJÓN.

«Tuve que pedir el día libre en el trabajo y llevar a la empresa un justificante del colegio. Era eso o que los niños no fueran a su primer día de colegio», asegura molesta Laura Cuervo. El caso de esta vecina de Perlora (Carreño), madre de tres alumnos del colegio Poeta Antón de Candás, representa el de otras muchas familias de los concejos afectados por la falta de transporte escolar en el primer día de curso.

La incidencia con la contratación del personal de acompañamiento de los menores en los autobuses trastocó el inicio de curso a muchas familias del distrito Gijón-Oriente. La mayoría de los escolares que utilizan este servicio residen en zonas rurales, a kilómetros de distancia de los colegios, por lo que dependen totalmente del transporte para ir a clase. A esto se suma que los autocares vacíos hicieron los itinerarios previstos sin recoger a los niños, lo que «acrecentó la confusión de muchas familias que pensaban que les habían dejado tirados», añade Ada González del colegio de Cabueñes, en Gijón.

«Dijeron que funcionaría»

En algunos casos, todos los alumnos del centro se vieron afectados por la falta de servicio. El centro de educación especial Santo Ángel-Aspace de Gijón, que atiende a alumnos con parálisis cerebral y afines, hizo público ayer por la tarde un comunicado en el que asegura que no fue informado por la Consejería de Educación en ningún momento de la falta de transporte, «después de que el viernes una persona responsable de la consejería nos confirmase que el servicio de acompañamiento funcionaría el día 10 con normalidad». «Nos sentimos completamente olvidados e indignados por el colectivo al que representamos y esperamos una explicación y una disculpa por parte de la Consejería de Educación», señalan.