El Sespa inicia su nuevo modelo de traslados con el que sacará plazas cada seis meses

El Sespa inicia su nuevo modelo de traslados con el que sacará plazas cada seis meses

Los sindicatos aplauden la periodicidad de la convocatoria, aunque reclaman más información sobre los puestos que se cubrirán

AIDA COLLADO GIJÓN.

Esta semana ha entrado en vigor el nuevo modelo de movilidad voluntaria «abierto y periódico» para la provisión de plazas del Sespa, puesto en marcha por el Principado. De este modo, el personal sanitario puede inscribirse desde el miércoles en el procedimiento, que sacará plazas cada seis meses. El primer ciclo de adjudicación será en febrero -y el siguiente, en agosto-, pero hasta finales de este mes no se sabrá exactamente qué puestos cubrirá. Sí se sabe que algunas de las especialidades agraciadas en esta primera tanda serán Traumatología, Radiodiagnóstico, Anestesia, Oftalmología, Pediatría y Familia.

El nuevo modelo viene a aliviar una situación de déficit de concursos de traslados, denunciada en multitud de ocasiones por los sindicatos. El anterior, al que se presentaron unos 2.000 facultativos y miles de profesionales de otras categorías, se había convocado en 2015 y ejecutado en 2016. Pero lo normal en la región, apuntan desde el Simpa, era que «estos procedimientos tuvieran lugar cada siete u ocho años», lo que convertía al Principado en «una comunidad muy limitada y parca en procesos selectivos y provisión de traslados».

Los dos procesos anuales se celebrarán durante los meses de febrero y agosto

«Hay gente con veinte años de servicios que no han sido trasladados a pesar de su deseo, porque ha habido muy pocos concursos con muy pocas plazas», amplían. Ahora, el sindicato médico confía en que «vayan saliendo plazas con más agilidad, porque evidentemente es necesario para que la plantilla se pueda movilizar y, así, ofrecer oportunidades a las personas». Saben, claro, que el procedimiento no será masivo ni global, como en ocasiones anteriores. Pero sí quieren que se convierta en un gota a gota que sirva para aportar «flexibilidad».

Desde la sección de Sanidad de UGT, este nuevo modelo se entiende como «necesario». Lo que «no era normal», completan, «era lo que ocurría antes, cuando había un concurso cada tantos años». Además, la lógica imponía el cambio porque «las comunidades colindantes ya funcionan así y no es justo que nuestros vecinos puedan moverse y nosotros no». Se trata de una resolución muy demandada «y que ofrece a todos la garantía de que antes o después podrán venir. Va a haber muchas más posibilidades».

Atiende a quienes desean cambiar de localidad o pasar del hospital a Primaria

Eso no quiere decir que no haya margen de mejora: hoy por hoy, «las solicitudes se realizan de forma muy ambigua, sin saber cuántas plazas van a salir ni cuáles pueden quedar libres».

El Satse, como los anteriores, firmó el acuerdo para modificar el modelo y evitar que «los traslados saliesen tarde, mal y nunca». El actual procedimiento, dicen, «es una herramienta estupenda y si realmente se consigue que funcione bien es muy positivo». El sindicato de enfermería confirma que hay muchos interesados en participar. En su categoría, de hecho, «es posible que sean más los que se inscriban para cambiar del hospital a Atención Primaria que para cambiar de localidad».

Tres razones para oponerse

El único sindicato que no firmó el acuerdo fue CC OO. Por tres razones: la primera es que el Sespa «podrá sacar las plazas que quiera, de las categorías que considere», mientras que el sindicato cree que este punto debería negociarse. La segunda se refiere a la posibilidad de no convocar plazas que el Servicio de Salud considera de interés. Algo que Comisiones Obreras considera que «podría utilizarse para blindar interinos». Y, por último, el sindicato no ha querido rubricar «algunos recortes en los derechos de los trabajadores», ya que el nuevo procedimiento modifica los permisos de toma de posesión y «reduce los días que se daban a los trabajadores que se trasladaban».

Síguenos en:

 

Fotos

Vídeos