Sidra y buen ambiente en un multitudinario San Timoteo