IU de Siero advierte que el curso puede iniciarse sin comedor escolar

Niños saliendo de los dos colegios públicos de primaria de Pola de Siero. /
Niños saliendo de los dos colegios públicos de primaria de Pola de Siero.

La edil de Educación, María José Sánchez, responde que el Gobierno «está trabajando para que no sea así», pero prefiere no dar más detalles

JOSÉ CEZÓN SIERO.

Izquierda Unida de Siero denunció ayer que el nuevo curso lectivo 2014-2015 podría comenzar sin que estén operativos los comedores escolares en los colegios públicos del concejo. «A día de hoy, ni desde la Concejalía de Educación, ni desde la Alcaldía de Siero se ha iniciado el procedimiento administrativo para la contratación», aseguró en un comunicado.

La coalición añadió que, al tratarse de unos contratos sujetos a regulación armonizada (SARA), los plazos medios requeridos son de cuatro meses. «Los comedores no solo no podrán abrirse en octubre, como es costumbre, sino que, incluso realizando de forma inmediata la publicación de los pliegos, no se podrá contar con ellos, como mínimo, hasta diciembre», advierten. Esta circunstancia afectaría a todos los comedores escolares de los centros públicos de La Pola y Lugones, excepto el colegio Santa Bárbara.

La concejala de Educación del Ayuntamiento de Siero, María José Sánchez, declaró ayer que el Gobierno local «está trabajando en el tema y realizando las gestiones necesarias para intentar que no sea así», aunque prefirió no entrar en más detalles. «Todas las contrataciones llevan su proceso y la de los comedores van por el buen camino», añadió.

Por otro lado, IU afirma que las asociaciones de padres (AMPA) del concejo vienen solicitando una reunión con la concejala para plantearle una serie de propuestas «encaminadas a mejorar la gestión, el servicio y calidad de los comedores escolares». Esas peticiones son: la reducción del ratio de niño por cuidadora, la eliminación de la multifuncionalidad de las cuidadoras -«obligadas a realizar también las tareas de limpieza de las salas», dicen-; dar prioridad en los pliegos de contratación «a la calidad del servicio sobre la oferta económica»; facilitar la licitación de pequeñas empresas «que ofrezcan un servicio más personalizado y la subrogación de las cuidadoras»; incluir en la mesa de contratación un dietista o técnico de salud y crear una comisión técnica de seguimiento.

La concejala Sánchez confirmó que las AMPA le habían presentado una serie de propuestas para mejorar el servicio de comedor. «Las estamos valorando y todo lo que se pueda hacer dentro de la legalidad, se tendrá en cuenta», dijo. Y añadió que el Ayuntamiento «no marca las pautas de la contratación, sino que las da la consejería, porque estamos hablando de la salud y la alimentación de los niños».

Desde IU afirman que esas propuestas «ni siquiera han sido trasladadas a la técnico responsable para su valoración administrativa» y rechaza como argumento que haya «problemas con las competencias municipales, pues el resto de ayuntamientos asturianos ya tienen resuelto el problema». A juicio de la coalición, la situación obedece «a una falta de interés y dejación de funciones por parte del equipo de gobierno local» y exige «una solución inmediata para esta cuestión vital para nuestra comunidad».