La oferta de Del Busto se queda sola en la pugna por el macelo de Noreña

Vista del matadero central en Noreña. /
Vista del matadero central en Noreña.

La otra propuesta presentada por Mafrimargo ha sido excluida del concurso «por no presentar cuentas»

S. RODRÍGUEZ NORIEGA

El futuro del matadero central podría dirimirse en menos tiempo del esperado. Tras la vista en la que los empresarios interesados en adquirirlo presentaron oficialmente las ofertas y en la que se planteó la posibilidad de aumentar la puja, de las tres propuestas iniciales solo quedaron dos y una acaba de aparcarse, según adelantó el comité de empresa.

CRONOLOGÍA

Cierre. El 15 de julio de 2014, el matadero central cesó su actividad.

Ofertas. En julio, Macelo de Mieres (Manuel del Busto) y Serincar 92 (Panero Logística) anunciaron su intención de hacerse con el matadero y posteriormente Mafrimargo mostró su interés.

Subasta. El 18 de septiembre fue la presentación de las ofertas y la opción de mejora. Mafrimargo mantuvo los 1.750.000 euros, Macelo subió de 1,5 a 1,8 millones de euros, y Serincar 92 no mejoró su propuesta de 1.350.000 euros, quedando fuera.

Solo una. La oferta de Del Busto es la que única que queda sobre la mesa para reabrir el central.

La empresa Mafrimargo, que había ofertado 1, 75 millones de euros por el macelo noreñense, ha sido excluida por criterios burocráticos «al no presentar las cuentas de los último diez años», explicaron las mismas fuentes.

La propuesta realizada por la empresa Macelo de Mieres, capitaneada por Manuel del Busto, es la única que se mantiene sobre la mesa para reabrir la instalación. Del Busto presentó inicialmente una oferta de 1,5 millones de euros que mejoró en la vista del pasado 18 de septiembre en el Juzgado de lo Mercantil, hasta alcanzar los 1,8 millones. No obstante, el empresario condiciona la propuesta a la concesión de una subvención regional para la reapertura del matadero, «que no tiene que ver con la oferta».

El juez aún no ha notificado a la sociedad el plazo de diez días para el ingreso de la consignación del 10% de la oferta. Cantidad que el empresario perdería en caso de no elevarse a escritura pública la propiedad de las instalaciones. Del Busto continúa a la espera de una reunión con representantes del Principado para dilucidar si la ayuda regional va para adelante o no. «El matadero se abrirá si el Principado quiere, si no, quedará desierto», comentó el mierense, que pidió «voluntad política» al Ejecutivo de Javier Fernández para reactivar el macelo y la actividad comercial. Las reuniones solicitadas por el posible comprador serían en Presidencia y en las consejerías de Agroganadería, Economía y Hacienda.

«Espero que a lo largo de esta próxima semana nos reciban para plantear nuestro proyecto y escuchar las condiciones que nos pongan. Entiendo que posteriormente quieran realizar un estudio de la lonja de la carne, pero para la apertura del matadero necesitamos esa implicación ya que reabrir el central será beneficioso para todo el sector», explicó del Busto. La cantidad solicitada en concepto de reapertura asciende a 900.000 euros. «Hay que tener en cuenta que hay que empezar de cero en el matadero y que lo que queremos llevar a cabo es la contratación de mano de 35 trabajadores y llegar a los 75 en los próximos seis meses».

Los empleados del central se mostraban contentos con que la propuesta de Manuel del Busto fuese la principal candidata para hacerse con el macelo noreñense ya que «desde el principio es la que vimos más seria y adecuada, ya que presentaba un plan real de viabilidad. Estamos hablando de una persona con mucha experiencia en el sector», apuntó Alberto González, portavoz de los empleados. Pidió, por tanto, «que no haya excusas» por parte del Principado ya que «ahora solo hay una oferta, si no se apuesta por ella, no lo entenderíamos».