Casi el 84% del ganado que se comercializó en el mercado de La Pola salió fuera de Asturias

Operadores manejando varios terneros en el mercado nacional de ganado de Pola de Siero. /
Operadores manejando varios terneros en el mercado nacional de ganado de Pola de Siero.

La concurrencia aumentó un 0,47% en 2016 y el incremento más notable fue del vacuno entre 2 y 9 meses para su engorde en cebaderos industriales

JOSÉ CEZÓN

El mercado nacional de ganado de Pola de Siero recibió en 2016 una concurrencia de 113.341 cabezas, lo que supuso un ligero repunte del 0,47% (528 reses más) con respecto al año anterior. Uno de los datos más significativos recogidos en la memoria de la actividad es que el 83,69% del ganado presente en el recinto poleso se comercializó hacia destinos ubicados fuera de Asturias. Esa cifra representa un incremento del 2,63% respecto a 2015. De esas 94.850 cabezas de ganado que salieron al mercado exterior, el 96,75% se distribuyó entre cuarenta provincias españolas, y el 3,25% restante tuvo como destino Francia, Bélgica, Holanda y Portugal.

El valor económico del ganado comercializado durante el pasado año en La Pola alcanzó los 41,96 millones de euros, más de 1,15 millones de euros que en el ejercicio anterior. A ello contribuyó el aumento de los precios del vacuno mayor de abasto, vacuno mediano de vida, terneros de abasto, terneros de recría y equino, que experimentaron un incremento medio de entre cinco y treinta euros por unidad. El vacuno mayor de vida fue el único que mantuvo los precios estables.

La memoria constata una variación del tipo de animal que concurre en el mercado con respecto a años anteriores. El incremento más notable se produjo con ganado vacuno mediano, de entre dos y nueve meses, adquirido para su engorde en cebaderos industriales y que se corresponde, de forma mayoritaria, con terneros pasteros.

La evolución de las vacas de abasto fue cambiante durante 2016. Los niveles de concurrencia y comercialización alcanzaron cotas elevadas en los primeros meses del año, descendieron durante el verano y volvieron a recuperarse en el último tramo del año.

Demanda de ternero de calidad

Respecto a los terneros de recría, la memoria subraya que su comercialización «está muy ligada a la calidad del ternero», debido a la fuerte competencia de los animales importados de otros países de la Unión Europea, que son introducidos en grandes cantidades y con unas condiciones físicas y económicas contra las que resulta muy difícil competir. Desde el mercado poleso apelan a la necesidad de concienciar a nuestros ganaderos «para poner en valor su producto», que ahora se ve abocado a una difícil salida comercial. Y ponen el ejemplo del ternero cruzado de azul belga, que es el que presenta una comercialización más fluida y el mejor rendimiento económico, gracias a que llega al recinto «en unas condiciones óptimas de edad y peso».

La exportación de terneros de recría a Francia sigue limitada por los problemas de la lengua azul del país vecino, por lo que centró exclusivamente en los mencionados terneros cruzados de azul belga. Y la demanda de terneros de cebo se ha orientado hacia los animales de pocos kilos.

Como dato anecdótico, el mercado poleso superó el año pasado los tres millones de cabezas desde su inauguración en 1992. En concreto fueron 3.085.715 animales, que alcanzaron un valor comercial de 1.142 millones de euros. Siero sigue consolidado como el principal mercado de Asturias y un foco de atracción para operadores de toda España.

Por último, el exterior del mercado acogió el año pasado dieciocho eventos paralelos con una ocupación de 39 días.

 

Fotos

Vídeos