La acusada por el crimen de Lugones muestra un «total arrepentimiento»

Ana María García a la salida del juzgado. /  PABLO NOSTI
Ana María García a la salida del juzgado. / PABLO NOSTI

«Al principio estaba como si todo eso le hubiera ocurrido a otra persona, no calibró las consecuencias de sus actos», explica su abogado

MARCOS GUTIÉRREZ LUGONES.

Ana María García, acusada de apuñalar hasta la muerte a su pareja, Miguel Ángel Suárez Menéndez, 'Míchel', el pasado julio en Lugones siente un «total arrepentimiento», según su abogado defensor José Luis Álvarez Niño, del turno de oficio. «Ve que está en una situación difícil, a diferencia de cuando hablé con ella la primera vez, al día siguiente de los hechos, que se encontraba en estado de shock», explicó.

El letrado ha podido apreciar una clara evolución en la presunta asesina desde las horas posteriores al suceso hasta las dos visitas que le ha hecho ya en prisión. «En un principio Ana María estaba como si todo eso le hubiera ocurrido a otra persona. Creo que no calibró las consecuencias de sus actos», recalcó Álvarez Niño. Destacó que está aún a la espera del informe forense sobre el estado mental de la acusada. «Aún no lo hemos recibido. Trabajan en ello dos forenses de acuerdo con su señoría. Realizaron la exploración el 13 de septiembre», comentó.

En esta línea, Álvarez Niño indicó que el 3 de septiembre presentó un escrito para pedir un informe sobre el historial clínico de su defendida, que ya estuvo cumpliendo condena en el Centro Penitenciario de Asturias, saliendo en 2015. «Cuando entras en prisión se te abre inmediatamente un historial clínico, por lo que solicité una copia del informe con los datos de que dispongan», dijo. Insistió en que la mujer tiene una minusvalía psíquica «del 69%, reconocida en el 2009».

En cuando a la fecha del juicio, aún no está cerrada: «Es prematuro y complicado», ya que si la instrucción de las pruebas se alargan todo el proceso puede prolongarse durante varios meses. Álvarez Niño estimó, además, que la complejidad del crimen de Lugones y la naturaleza de las pruebas que se soliciten jugarán un papel esencial en la programación de la sesión.

A medianoche

Los hechos de los que se le acusan tuvieron lugar el 17 de julio. Fue entonces cuando Miguel Ángel Suárez, 'Michel', llanerense de 56 años, fue asesinado en plena madrugada. La presunta autora de las treinta y cinco heridas de arma blanca que presentaba el cadáver fue Ana García Hevia, de 28 años. Todo sucedió en la vivienda de los padres de la joven, en la lugonense calle Río Sella. Su muerte se produjo alrededor de la medianoche.

Esas fueron, al menos, las conclusiones de la autopsia practicada al cadáver en el Instituto de Medicina Legal de Oviedo. En virtud de lo que apunta el informe, el dato de la hora de la muerte desvelaría que la víctima murió prácticamente tres horas antes de que los servicios de emergencias recibieran la primera llamada de auxilio. La sala del 112 Asturias registró una llamada a las 2.48 horas de la madrugada alertando de un suicidio. Cuando llegaron los primeros técnicos de emergencias pudieron comprobar el estado del cadáver y las lesiones de arma blanca que presentaba el cuerpo. En ese mismo instante se procedió a detener a la pareja de la víctima.

 

Fotos

Vídeos