El acusado de manosear a una joven en Pola de Siero niega los hechos y asegura que solo dijo que estaba «buena»

Afirma que la pareja de la presunta víctima le agredió de «repente por sorpresa y sin mediar palabra»

EUROPA PRESS

El acusado de abordar a una chica con expresiones sexuales en una fiesta de Pola de Siero y de tocarle el pecho y las nalgas, ha rechazado las acusaciones que se le imputan. Ha indicado que no conocía a la víctima de nada y que a ella personalmente no le dirigió la palabra en ningún momento.

«A modo de broma y delante de mucha gente en la carpa dije en alto 'qué buena está', pero con ánimo de broma y no a ella directamente», ha dicho el imputado que ha asegurado que el novio de la víctima le agredió de «repente por sorpresa y sin mediar palabra». Después le volvió a agredir en una segunda ocasión ya fuera de la carpa, ha relatado. Al ser preguntado sobre otras frases de índole sexual que supuestamente dirigió hacia la víctima, como «te voy a comer el coño» o «te quiero follar», el acusado ha declarado que «no tiene constancia de haberlas dicho» y ha dicho que «por supuesto que no le tocó el culo» a la chica.

También ha negado que los guardias de seguridad interviniesen en los hechos. Sin embargo el otro acusado que también se sienta en el banquillo, el entonces novio de la chica que presuntamente golpeó al hombre tras discutir con él por lo ocurrido ha negado que le agrediese. «Yo no le hice nada, no lo toqué», ha indicado el imputado que ha relatado como el acusado por un delito de abuso sexual se acercó en numerosas ocasiones a su entonces novia. «Se fue acercando poco a poco a ella, le tocó el culo, luego ya se volvió para decirle cosas. Lo aparté y se puso loco y empezó a bracear, así que vinieron los de seguridad y lo redujeron», ha indicado. Ha relatado que fueron los dos agentes de seguridad los que tuvieron que reducirle tirándole al suelo y ellos se fueron de la carpa pero el otro acusado empezó a perseguirles. Ha indicado que el hombre estaba bebido y no controlaba la situación.

Declaración de la víctima

Por su parte la víctima ha indicado que conocía únicamente de vista al acusado y ha explicado que si tardó en presentar denuncia fue porque «no lo decidió hasta que habló con su familia» y ha asegurado que a consecuencia de lo ocurrido ha estado de baja por ansiedad. «Me fui de Pola de Siero, me volví a Vigo porque no podía estar allí tranquila», ha indicado la víctima. «Este señor -el acusado de abuso sexual- estaba por allí, no paraba de mirarme y tocarme, primero el culo y luego el pecho. Luego se acercó de nuevo y empezó a decirme cosas -de índole sexual- y a agarrarme de nuevo. La primera vez le aparté y le dije que me dejara, pero luego ya tuvo que apartarlo mi pareja y nos tuvimos que ir», ha dicho la chica, que ha negado que su entonces novio le pegase en ningún momento.

Uno de los guardias de seguridad que intervino el momento de los hechos ha declarado que el acusado de abuso sexual «iba o bebido o bajo los efectos de algo». Ha añadido que él intervino después para separarlo de una pelea, aunque no recuerda claramente si era con el otro acusado o con otra persona. Los testigos que han prestado declaración han indicado que al acusado de abuso sexual se le conoce en Pola de Siero como 'Tino el madero' -por ser policía jubilado, o como 'Tino el loco'. Los amigos del mismo han negado que su compañero se metiese en ningún momento con la chica y que aseguraron que fue su novio quien le golpeó de manera sorpresiva.

Por su parte los amigos de la chica y de su entonces novio si han indicado que el acusado de abuso «estaba bebido» y no paró de «meterse con la chica y tocarle el culo y el pecho» «La cogió por la cintura y la apretaba fuerte contra él», ha indicado un testigo.

Los hechos

La Fiscalía pide para ambos dos años de prisión. En el caso del acusado de abusos de sexuales, la fiscalía solicita que indemnice a la mujer con 1.000 euros y que el novio de la denunciante indemnice al acusado por abuso sexual con 7.000 euros. El Ministerio Fiscal sostiene que, sobre la una de la mañana del día 18 de diciembre de 2016, el acusado se encontró en el interior de una carpa colocada en Pola de Siero, donde se celebraba una fiesta, con la denunciante, a la cual dirigió expresiones de contenido sexual como «qué buena estas», «te voy a comer el coño» o «te quiero follar». A continuación la tocó en la zona del pecho y las nalgas.

Posteriormente el acusado entabló una discusión con el también el novio d la chica, en el curso de la cual éste le golpeó. Como resultado de ello, el acusado sufrió policontusiones, hematomas, dolor en el brazo derecho y fractura de esmalte en diez piezas dentarias. Tardó en curar 122 días. La Fiscalía considera que el hombre que presuntamente tocó los pechos y las nalgas a la mujer es autor de un delito de abusos sexuales y que el novio de la denunciante es autor de un delito de lesiones y solicita que se condene a cada acusado a dos años de prisión y que el acusado 1 corra con las costas procesales.

En concepto de responsabilidad civil, el Ministerio Fiscal solicita que el acusado indemnice a la mujer con 1.000 euros y que el novio de la denunciante indemnice al acusado por abuso sexual con 7.000 euros, todo ello más los intereses legales correspondientes.

Temas

Siero