«Es una alegría que reabra el hotel de El Berrón, va a ser muy bueno para Siero»

Asistentes a la inauguración, durante la visita a una de las habitaciones del hotel Cruz de la Victoria. /  FOTOS: PABLO NOSTI
Asistentes a la inauguración, durante la visita a una de las habitaciones del hotel Cruz de la Victoria. / FOTOS: PABLO NOSTI

Rubén Paredes y Francisco Fernández convierten el antiguo Samoa en un complejo de cuatro estrellas bajo el nombre Cruz de la Victoria

LYDIA IS EL BERRÓN.

«Es una alegría volver a verlo lleno de vida y va ser muy bueno para El Berrón y para Siero». Joaquín García no ocultaba la emoción. Socio fundador del Hotel Samoa en 1970, ayer volvió a cruzar las puertas del que durante dos décadas fue el motor de la localidad y un referente en la zona central de Asturias y que ha reabierto con cuatro estrellas y con el nombre de Cruz de la Victoria. Lo hizo acompañado de las hermanas Irene e Isabel García y de Josefina Canellada. «Todavía hay clientes que acuden a la sidrería Benido y se acuerdan de nosotros, espero que ahora también haya ese espíritu de familia que logramos implantar entonces», deseó.

El Samoa comenzó siendo una pista de baile al aire libre que funcionaba solo en primavera y terminó por convertirse en elemento dinamizador de El Berrón. El complejo se vendió en 1998 y cerró en 2004. Desde entonces había permanecido sin actividad y el edificio se había deteriorado notablemente.

Hasta que este mismo año los empresarios Rubén Paredes y Francisco Fernández, fundadores de Integra Energía, decidieron devolver al inmueble su uso hotelero y tras una importante inversión ofrecen 56 habitaciones de cinco tipos y han creado una veintena de empleos.

Ambos se mostraron ayer «encantados» con la buena acogida que ha tenido el proyecto en la localidad. «Tanto las empresas como los vecinos nos han respaldado, esperamos estar a la altura y que el hotel vuelva a ser el motor de la zona, nuestro objetivo es poner a El Berrón en el mapa y ser un referente para todos, visitantes, empresas y clubes deportivos», explicó Paredes.

Precisamente, uno de los distintivos del Cruz de la Victoria es su gimnasio, que ayer también estuvo abierto a las visitas. Por otro lado, la parte gastronómica corre a cargo de La Competencia, encargada a su vez de la carta disponible para el servicio de habitaciones.

A la inauguración acudieron numerosas personas de diferentes ámbitos, desde directores de entidades bancarias y empresarios a representantes de clubes deportivos. Por parte del Sporting acudió su vicepresidente, Javier Martínez; y de Real Oviedo su directora de Márketing, Cristina Serrador. Asimismo, estuvieron presentes Daniel Pinín, director de Márketing de la Real Federación de Fútbol del Principado y el directivo Miguel Rico; Borja Txasko, del Deportivo Alavés; y Julio Torres, del Real Valladolid. También asistió el alcalde de Siero, Ángel García y el de barrio de El Berrón, Pedro Luis González.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos