«Las ambulancias y los mensajeros se orientan mal en la parroquia de Cayés»

Una de las calles de Cayés que se ve afectada por el sistema de numeración. / PABLO NOSTI
Una de las calles de Cayés que se ve afectada por el sistema de numeración. / PABLO NOSTI

La asociación de vecinos urge al Ayuntamiento de Llanera el cambio en el sistema de numeración de las calles para evitar «el caos que vivimos»

JUAN VEGALLANERA.

Los vecinos de Cayés urgen al Ayuntamiento de Llanera la reordenación numérica de la parroquia, ya que «varios servicios públicos como ambulancias o mensajería tienen serios problemas para orientarse», según explicó el presidente del colectivo vecinal de la zona, Luis Álvarez. Su petición consiste en la sustitución del numerado actual por el sistema americano que se basa principalmente en poner números a las calles. Espera que esta medida se realice «a la mayor brevedad posible».

El representante vecinal explicó que es una reivindicación que llevan planteando desde hace más de cuatro años: «Vivimos el problema de la remuneración en primera persona porque aquí viene una ambulancia para cubrir una emergencia y se encuentra con que el número 72 está al lado del 62». Apuntó que la asociación ha solicitado una reunión con responsables de la Concejalía de Urbanismo. «Esperamos que el cambio se haga de forma inmediata para evitar el caos que hemos vivido durante tanto tiempo», pidió. Añadió «que los vecinos ya hemos hecho el trabajo, todos los partidos nos han dicho que hay solucionar este problema, pero ninguno termina de dar un paso al frente».

El problema de la reordenación no es el único frente abierto que tienen los vecinos de Cayés. También reclaman desde hace más de treinta años la construcción de la variante. Una obra que tiene como objetivo reducir el tráfico pesado de camiones que se dirigen a las industrias extractivas situadas en la falda del monte Naranco. Álvarez no quiso perder la oportunidad de recordar que «por el medio del pueblo pasan más de cuatrocientos camiones diarios por una carretera que no reúne las condiciones» y que «somos los vecinos los que nos tenemos que enfrentar a una vía sin arcenes, con una longitud de menos de seis metros en muchos puntos», lo que produce «un tráfico vial insoportable que afecta a la seguridad de los usuarios de la carretera y unos impactos ecológicos y acústicos brutales en la zona». «Son muchos años esperando y no tenemos que soportar una servidumbre que no nos corresponde ya que las canteras están en el concejo de Oviedo», sentenció.

Solicitan también dar una solución al tráfico de camiones y al deterioro del patrimonio

El portavoz vecinal adelantó también que ha solicitado otra reunión con la concejala de Cultura para tratar los temas de patrimonio del conjunto de Laponte, en el que se encuentra el molino que es «propiedad del Ayuntamiento», la capilla y el palacio. Aseguró que «se encuentran en un estado de deterioro por una cuestión de negligencia administrativa».

Temas

Llanera