Las antenas de los dos colegios y el IES Río Nora se sustituirán por cableado de fibra

La antena ubicada el colegio Hermanos Arregui. /  IMANOL RIMADA
La antena ubicada el colegio Hermanos Arregui. / IMANOL RIMADA

La operadora ha accedido a la petición de la plataforma creada en el Hermanos Arregui e iniciará la obra después de Reyes

JOSÉ CEZÓN POLA DE SIERO.

El alcalde de Siero, Ángel García, anunció ayer que la operadora de telefonía Orange ha accedido a sustituir por cableado de fibra óptica las antenas que están ubicadas en las fachadas de los colegios públicos Hermanos Arregui y Celestino Montoto y del instituto Río Nora, de Pola de Siero, mientras que quedaría «pendiente» el instituto Juan de Villanueva. Esas antenas forman parte del programa de ámbito nacional Escuelas conectadas, confinanciado con fondos europeos Feder, para introducir en los centros educativos una banda ancha ultrarrápida de internet.

El Ayuntamiento concederá ya licencia municipal para realizar esa sustitución y la empresa deberá depositar un aval. Según informó el regidor, las obras comenzarán «después de Reyes» y tienen un plazo máximo de ejecución de seis meses, si bien confía en que se puedan realizar en un tiempo muy inferior. La inversión prevista ascenderá a 150.000 euros. Se van a introducir unos quinientos metros de cableado y el servicio de internet tendrá una capacidad de entre 500 megabytes y un gigabyte.

El alcalde comentó que con la sustitución de las antenas, de 85 gigahercios, «se evitará cualquier tipo de radiación» y destacó también que la fibra «da más seguridad y estabilidad a la transmisión de datos». Y anunció que esa compañía «tiene un proyecto para extender la fibra óptica en Siero».

«Estamos muy contentos», comentó ayer la profesora Natalia González, que es miembro de la plataforma que se constituyó en el colegio Hermanos Arregui para reclamar la retirada de esas antenas, y que está integrada por personal docente, auxiliar y familias, con el respaldo de la AMPA del centro y la Coordinadora Ecoloxista d'Asturies. La plataforma tenía ya recogidas más de un millar de firmas.

González comentaba que cuando iniciaron sus reivindicaciones «tampoco sabíamos si dependían del Ayuntamiento o de la Consejería de Educación». Fue entonces cuando se reunieron con el alcalde, quien les comunicó que era competencia del Principado, pero que iba a tratar de interceder ante la empresa.

Interruptores para el wifi

La profesora pidió que se aceleren las obras: «Cuanto menos expongamos a los críos, mejor». Dijo que la plataforma va a seguir con su otra demanda: la colocación de interruptores en cada aula para poder apagar el wifi, que ahora está situado en el techo. «Ya nos dijeron que no hay que modificar la instalación y que costaría unos diez euros por aula», dijo.

Desde la AMPA del colegio expresaron también su satisfacción «con la gestión realizada tanto por la dirección del centro como por el Ayuntamiento de Siero».

 

Fotos

Vídeos