Un argayo en la senda de La Viona pone en riesgo una vivienda en Lieres

Un argayo en la senda de La Viona pone en riesgo una vivienda en Lieres
Juanjo Díaz muestra el argayo a David Fernández Suco, concejal de Somos. / FOTOS: IMANOL RIMADA

El vecino afectado critica la falta de respuesta por parte del Ayuntamiento tras el desprendimiento, producido el pasado invierno

LYDIA IS LIERES.

A Juanjo Díaz Guerrero se le echó la tierra encima el pasado invierno. Un día de lluvia intensa, la parte de su parcela que linda con la senda cicloturisa y peatonal de La Viona, en Lieres, argayó y arrastró varios metros por la ladera el cierre de hormigón y malla de la finca, un jardín de rocalla y varios árboles. «Vinieron a verlo del Ayuntamiento y parecía que se iban a hacer cargo, después dijeron que no les correspondía y tras darme mil vueltas lo dejé en manos del alcalde de barrio, al que tampoco han contestado, antes le daban largas, ahora ni siquiera le cogen el teléfono», explica.

Desde entonces ha pasado medio año y Juanjo reconoce estar preocupado. «No deja de llover y cada vez que lo hace se inunda la antojana, a la casa no llega a entrar porque está un poco más alta, pero se forma una balsa de agua de varios centímetros, además no puedo desbrozar y me han salido manchas de humedad en las paredes», detalla. «Lo que quiero es una respuesta y que lo arreglen porque nadie me garantiza que no vuelva a argayar», añade.

Asimismo, incide en el riesgo que supone para la senda de La Viona, acondicionada sobre el antiguo recorrido del ferrocarril iniciado en 1906 para unir San Martín del Rey Aurelio, Lieres y El Musel y que casi finalizado, nunca entró en funcionamiento. «Uno de los raíles de la vía está prácticamente en el aire, es una zona muy transitada por niños y gente mayor y nunca pasa nada, hasta que pase», advierte. Y añade que «este fin de semana vendrán romeros a caballo a la fiesta de La Salud y la única señalización que existe es un balizaje con cinta».

Críticas de Somos Siero

Por otro lado, Díaz reconoce sentirse «abandonado» por el Ayuntamiento. «Ya no es solo el argayo, los vecinos llevamos un año pidiendo que nos cambien el contenedor de basura y más de medio año sin el lavadero y no nos escuchan», lamenta.

Ayer recibió la visita de David Fernández Suco, concejal de Somos, y de Violeta Arbesú, portavoz del plenario de Podemos Siero. «Esta es otra prueba más de la importancia que tiene la zona rural para el equipo de gobierno», criticaron. Asimismo, reclamaron que se destine una partida urgente para solucionar ese tipo de casos. «Es hora de que se tomen en serio el problema», añadieron.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos