El ataque a cuatro ovejas y a una novilla dispara las alarmas sobre el lobo en Sariego

Una de las cuatro ovejas atacadas el martes en La Carcavá. /  E. C.
Una de las cuatro ovejas atacadas el martes en La Carcavá. / E. C.

El alcalde, el independiente Saúl Bastián, insta a la Consejería de Medio Ambiente «a tomar cartas en el asunto de forma urgente»

LYDIA IS VEGA (SARIEGO).

Una novilla y dos ovejas muertas y otras dos malheridas en los últimos dos días han disparado las alarmas sobre la presencia del lobo en Sariego. Tanto los ganaderos como el equipo de gobierno de Promusa han mostrado su preocupación, ya que se trata de los primeros ataques denunciados en el municipio, aunque apuntan a la posibilidad de que también se puedan haber producido con anterioridad en la parroquia de San Román, donde aparecieron varios animales muertos.

Luis Menéndez, vecino de Moral, fue el primero en dar la voz de alarma. Su suegro se encontró el martes a primera hora de la mañana con una oveja muerta en la parcela en la que habitualmente tiene el rebaño en el núcleo de La Carcavá, un terreno próximo a varias viviendas y a las instalaciones de Sidra Trabanco. «Además del cadáver, había otras tres ovejas afectadas, a una la tuvimos que sacrificar porque estaba muy malherida y las otras dos están luchando por salir adelante», explicó Menéndez, quien añadió que el veterinario certificó que habían sido atacadas por un cánido. «Hablar del lobo era una cosa que sonaba muy lejos y ahora ya lo tenemos aquí, parece que va a ser el pan nuestro de cada día», lamentó.

Por su parte, el segundo ataque fue descubierto ayer por la mañana en el núcleo de Villar, perteneciente a la parroquia de Narzana, donde apareció muerta una novilla de un año.

El alcalde de Sariego, el independiente Saúl Bastián, se interesó ayer por los daños sufridos por ambos ganaderos y mostró su preocupación por la posible presencia del lobo en la zona. «La Consejería de Medio Ambiente debería tomar cartas en el asunto de manera urgente, entendemos que es normal que haya lobos en zonas altas y montañosas, pero estamos hablando de un municipio de la zona centro que linda ya con Gijón», apuntó.

Asimismo, aseguró que «nadie en Sariego recuerda que haya habido lobos alguna vez». Los ataques registrados en el municipio se suman a los ocurridos en los últimos días en los núcleos cercanos de Verdera, en Nava; y de Pandenes, en Cabranes, separados por escasos kilómetros.

 

Fotos

Vídeos