Autocares Hortal perderá todos los contratos públicos por sus deficiencias

Uno de los autobuses de la empresa, sin el retrovisor derecho, estacionado en el aparcamiento de una gran superficie de Lugones, esta misma semana, después de un servicio. /  E C.
Uno de los autobuses de la empresa, sin el retrovisor derecho, estacionado en el aparcamiento de una gran superficie de Lugones, esta misma semana, después de un servicio. / E C.

El consejero de Infrastructuras apunta a las condiciones de los autobuses y el Consorcio de Transportes velará por los 13 puestos de trabajo

LYDIA IS LA POLA SIERO.

«Un cúmulo de circunstancias negativas que condicionan el servicio público». Así justificó ayer el consejero de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Fernando Lastra, la decisión del Consorcio de Transportes de Asturias (CTA) de revocar todos los contratos adjudicados a Autocares Hortal S.A por diversos incumplimientos.

En concreto, la empresa tiene concedida la explotación de tres líneas que prestan servicio en los municipios de Sariego, Siero y Oviedo, así como diversos trayectos escolares. Lastra hizo referencia a las condiciones de los autobuses, a la falta de accesibilidad a los vehículos y su antigüedad, a las inspecciones técnicas y a las condiciones del personal. «No vamos a tener titubeos ni dudas en relación a la seguridad», afirmó.

Asimismo, el consejero aseguró que «es una decisión plenamente justificada; la empresa está absolutamente fuera de normativa y lógicamente la decisión del consejo de administración del consorcio de revocar la concesión ha sido unánime». El órgano mantuvo ayer una reunión en la que se abordó el expediente y Lastra insistió en que «las concesionarias tienen que acreditar continuamente su profesionalidad, transportamos personas y tenemos que hacerlo en perfectas condiciones de seguridad», añadió.

Tampoco se anduvo con rodeos el director del consorcio, Carlos González: «Es un servicio que acumula muchas quejas trasladadas por el Ayuntamiento de Siero, asociaciones de vecinos y usuarios que cada día nos envían correos electrónicos diciéndonos que no podemos tolerar algo así y tenemos que tomar medidas».

El siguiente paso será trasladar la decisión al Consejo Consultivo, que emitirá un dictamen. «Estamos seguros de que se va a pronunciar favorablemente porque los incumplimientos están más que documentados», aseguró González.

Por otro lado, explicó que el consorcio ya se ha dirigido a las organizaciones sindicales que participan en su consejo de administración con el objetivo de conocer la situación de los empleados de la empresa y garantizar sus puestos de trabajo, siempre dentro de la legislación vigente. «La empresa sigue con el contrato mientras no apreciemos un empeoramiento en las condiciones de seguridad», comentó.

Autocares Hortal, con sede en Sariego, tiene en la actualidad una plantilla de trece trabajadores. «No cumple las exigencias del contrato y no podemos seguir con un operador así», insistió González. Y añadió que «hablaremos con el Ayuntamiento de Siero para valorar si licitamos las rutas en las mismas condiciones o hacemos rutas diferentes».

Los problemas en el servicio prestado por la empresa se repiten también en el caso del transporte escolar. Precisamente, en septiembre de 2016, EL COMERCIO dió a conocer que uno de los microbuses empleados incumplía la normativa al estar matriculado con más de dieciséis años. El vehículo en cuestión fue retirado y en la actualidad presta servicio de transporte regular de viajeros. Ese mismo curso, la Asociación de Madres y Padres de Alumnos del colegio de Sariego presentó una queja formal por deficiencias en el servicio.

 

Fotos

Vídeos