El Ayuntamiento instará al Estado a arreglar la N-634 a su paso por Nava

Uno de los tramos más peligrosos de la carretera N-634 a la altura de Nava. /  PABLO NOSTI
Uno de los tramos más peligrosos de la carretera N-634 a la altura de Nava. / PABLO NOSTI

La carretera ya ha registrado diez siniestros este año, el último el accidente mortal del sábado a la altura de El Remediu

JUAN VEGA NAVA.

El tramo de la N-634 que atraviesa de este a oeste el concejo de Nava registra una alta concentración de vehículos y accidentes. Hasta se ha cobrado víctimas mortales en los últimos años; la última este sábado, cuando falleció un joven ovetense de 25 años en un brutal choque.

El alcalde de Nava, Juan Cañal Canteli, ya ha pedido a la Policía Local la redacción de un informe para poner una línea continua en el lugar en el que ocurrió este trágico suceso. Además, exigió al Estado que «coloque una capa de asfalto en el firme porque está muy deteriorado. Llevamos pidiendo mejoras desde el principio de la legislatura y ya es hora de que el ministerio realice, de manera urgente, las obras en la N-634».

La carretera registró en 2018 un total de veintiséis accidentes, la mitad por la presencia de animales en la vía. En tres de ellos se detectó la existencia de alcohol en el organismo de los conductores, seis se produjeron por distracción y tan solo uno se achacó al exceso de velocidad. De los ocho registrados en lo que va de año, hasta la semana pasada, solo un pasajero resultó herido de carácter leve. Sin embargo, en los últimos siete días se han producido dos más: el pasado jueves, cuando un hombre estampó su coche contra uno de los almacenes del Llagar Viuda de Angelón y el fallecimiento del joven ovetense en la brutal colisión contra una furgoneta.

Incorporaciones

Fuentes de la Guardia Civil de Tráfico explicaron que en este tramo de N-634 no existe oficialmente ningún punto negro ya que «para que exista debe haber un número de fallecidos en un tiempo determinado y aquí no los hay». Sin embargo, confirmaron que la zona más peligrosa es, precisamente, el cruce de El Remediu, a pocos metros de donde murió Pelayo Lastra. En este cruce el principal problema reside en que los vehículos que vienen de la localidad de Sierra y que buscan incorporarse a la carretera nacional en sentido Oviedo tienen que cruzar, en primer lugar, el carril que da acceso a la gasolinera; y en segundo lugar, el que circula en sentido Nava. De la misma manera, los turismos que buscan incorporarse desde El Remediu tienen el mismo problema pero en sentido inverso.

La Guardia Civil de Tráfico aseguró que una de las mayores infracciones, por las que más sanciones se producen, se debe a que los conductores de los vehículos que circulan en sentido Oviedo confunden unas manchas de corrosión en el firme con una línea discontinua y «piensan que pueden incorporarse a la gasolinera, pero no es así».