El Ayuntamiento de Siero y Vacaciones de Paz firmarán un convenio

Los niños y niñas junto a sus familias de acogida con la concejala Natividad Álvarez. /  IMANOL RIMADA
Los niños y niñas junto a sus familias de acogida con la concejala Natividad Álvarez. / IMANOL RIMADA

M. R.

El Ayuntamiento de Siero dio ayer la bienvenida a los nueve niños saharauis que pasarán el verano con familias del concejo. Se trata de una iniciativa dentro del programa Vacaciones de Paz, que según confirmó la concejala de Bienestar Social, Natividad Álvarez, pronto gozará de un convenio de colaboración con el Consistorio. La edil baraja que pueda alcanzar los mil euros. «Al no ser una competencia propia se ralentiza el proceso por el tema de los permisos», explicó la edil.

El programa lleva tres décadas en marcha y cada año se estrenan nuevos padres de acogida. Como Azahara Pérez, que está disfrutando del verano junto a Zeinabu: «La he llevado a Madrid, a parques de atracciones, de fiesta, hemos hecho descenso en canoa...», explicó. Lo más difícil es el idioma, un obstáculo que salvan gracias a los propios menores que repiten experiencia y la red de apoyo creada por otros padres de acogida. Belén Cueva, impulsora del programa y con veintitrés de experiencia, indicó que entre niños se entienden mejor y animó a aquellos que ya tengan hijos a formar parte de este programa solidario.