El colegio público de Lugo clausura el polideportivo

L. I. A. LUGO DE LLANERA.

El anuncio de la licitación de las obras de mejora del polideportivo del colegio público de Lugo de Llanera por parte de la Consejería de Educación y del Ayuntamiento han llegado acompañadas de la clausura de las instalaciones en las que ni ayer ni el jueves se impartieron clases de Educación Física, según confirmó el director del centro, Jesús Riesco. «El Ayuntamiento nos notificó el martes que iban a cerrar el gimnasio para prepararlo para el inicio de las obras y procedimos a sacar el material», explicó.

La clausura era una medida que la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (Ampa) llevaba reclamando desde el pasado mes de diciembre al considerar que las instalaciones no reunían condiciones de seguridad ni de salubridad. «Tras ver el informe de prevención de riesgos laborales que habla de problemas de desprendimiento determinamos que los niños corren peligro y dejamos de hacer allí las actividades extraescolares y las trasladamos al polideportivo municipal», recordó Liliana Sánchez, presidenta del colectivo.

Por su parte, la Ampa encargó otro informe en el que se analizaron varias superficies y que arrojó como resultado que el baño de las niñas no estaba desinfectado y se encontraba en uso y que en el baño de los niños y la zona de materiales se triplicaban los límites de los parámetros de mohos y levaduras permitidos.

Por otro lado, mientras duren las obras de mejora, el alumnado recibirá las clases de Educación Física en la cancha exterior y en el polideportivo municipal. Y los más pequeños harán psicomotricidad en un patio cubierto acondicionado hace un par de años como aula. «Vamos a adaptarnos a la situación lo que queda de curso con el deseo de que en septiembre el gimnasio vuelva a estar operativo», apuntó Riesco.