Condenado por intentar estrangular y robar a una mujer de 78 años en Siero

Los hechos ocurrieron el 25 de febrero de 2017 cuando la víctima se disponía a tomar el ascensor y el acusado se abalanzó sobre ella por la espalda, le agarró con las manos en el cuello y empezó a apretar

EFE

Un juez ha condenado a dos años de prisión a un hombre que causó lesiones a una mujer de 78 años, a la que robó unas pulseras de oro aprovechando que estaba en el suelo, en estado inconsciente, tras intentar estrangularla en el portal de su vivienda, en Siero, y a la que deberá indemnizar con 2.200 euros por lesiones y daños morales.

Los hechos ocurrieron el 25 de febrero de 2017, sobre las 21:45 horas, cuando la víctima se disponía a tomar el ascensor, en un inmueble de la calle Marquesa de Canillejas, en Siero, y el acusado, E.S., de 26 años y nacionalidad rumana, se abalanzó sobre ella por la espalda, le agarró con las manos en el cuello y empezó a apretar.

A causa de la agresión, la mujer perdió el conocimiento, lo que facilitó que el acusado se apoderara de dos pulseras de oro que llevaba y 50 euros, alejándose rápidamente del lugar con el botín.

La mujer sufrió lesiones, mordedura lingual por síncope, eritema en cuello y ansiedad, de las que curó en 30 días y precisó una primera asistencia médica, abonando la compañía aseguradora los 654 euros en los que se valoraron los efectos sustraídos.

La sentencia del Juzgado de lo Penal número 1 de Oviedo expone que la víctima reconoció «con claridad, sin duda alguna» al acusado como la persona que cometió la agresión.

El testimonio de la víctima fue, a juicio del magistrado-juez, «firme, rotundo, contundente, sin tacha que lo invalide», puesto que no obedece a «rencor, odio, ni venganza» y además está corroborado con el dato objetivo de las lesiones sufridas.

E.S. ha sido condenado a dos años de cárcel por un delito de robo con violencia sobre las personas y a una multa de 540 euros por un delito leve de lesiones, así como al pago de 1.200 euros por las lesiones y mil euros por el daño moral sufrido.

Asimismo, el acusado deberá restituir a la compañía aseguradora los 654 euros que abonó por el valor de los efectos sustraídos.

El abogado defensor, Oliverio García de Morales, está valorando la posibilidad de recurrir la sentencia, ya que ésta no es firme y contra la misma cabe interponer recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de Oviedo.