Los críticos con Jenaro Soto denuncian que la convocatoria electoral es «ilegal»

De izquierda a derecha, Sergio García, Lucía Noval, Faustino Prieto, Pablo Rodríguez, Alberto Díaz y Elena Díaz, el grupo que cuestiona la gestión de Jenaro Soto al frente de la Sociedad de Festejos polesa. /  E. C.
De izquierda a derecha, Sergio García, Lucía Noval, Faustino Prieto, Pablo Rodríguez, Alberto Díaz y Elena Díaz, el grupo que cuestiona la gestión de Jenaro Soto al frente de la Sociedad de Festejos polesa. / E. C.

Este grupo de jóvenes anuncia que hará «todo lo posible» para poder presentar una candidatura a la Sociedad de Festejos de la Pola

JOSÉ CEZÓN POLA DE SIERO.

El grupo de jóvenes que critica la gestión de Jenaro Soto al frente de la Sociedad de Festejos de Pola de Siero aseguró ayer que la convocatoria electoral «es ilegal» en cuanto a los requisitos exigidos, si bien anunció que hará «todo lo posible» para presentar una candidatura «en la que llevamos meses trabajando», afirman.

Estos jóvenes dicen sentirse «perplejos, una vez más, con la impunidad con la que este personaje hace y deshace a su antojo». Y denuncian hasta tres irregularidades en la convocatoria del proceso electoral extraordinario. La primera sería establecer un mínimo de cuatro personas para integrar la candidatura a la junta de gobierno, algo que incumpliría la Ley Orgánica de Asociaciones de 2002 -cuyo artículo quinto del capítulo II indica un número mínimo de tres personas- y los propios estatutos de la sociedad, en cuyo artículo sexto sólo se menciona el número máximo de directivos.

También apelan a la ley general y a los estatutos de la entidad para rebatir que haya que presentar avales -setenta, según la convocatoria- para formalizar una candidatura. Dicen que los requisitos serían un mínimo de dos años de antigüedad como socio (según los estatutos), mayoría de edad, estar en pleno uso de los derechos civiles y no estar incurso en motivos de incompatibilidad establecidos en la legislación vigente.

La tercera ilegalidad -que califican como la «más grave»- consistiría en exigir la presentación de copias del DNI para verificar la identidad de los avalistas. Según los críticos, con este requisito «se estaría cometiendo una irregularidad enorme», ya que para poder solicitar ese documento, la sociedad «debería estar al día con el nuevo Reglamento General Europeo de Protección de Datos (RGPD), que entró en vigor el pasado 25 de mayo de 2018, lo cual nos consta que no, porque en ningún momento los socios han firmado, o dado su consentimiento, para el tratamiento de los datos incluidos en el fichero que la asociación tiene en su poder». Y añaden que no pueden ser «cómplices de una ilegalidad, además de que estaríamos entregando documentación personal sensible a una persona ajena a nosotros y de dudable reputación y escasa fiabilidad».

El dato de la deuda

Por otro lado, cuestionan la afirmación de Soto de que la deuda actual asciende a 38.000 euros, «cuando en la asamblea general ordinaria, celebrada el pasado mes de marzo, esa deuda era de unos 20.000 euros», subrayan, lo que supondría casi duplicarla en un año. Para ellos, ese dato «viene a confirmar las irregularidades que venimos denunciando en los últimos meses».

Si sale adelante su candidatura, este grupo anuncia que propondra «nuevas ideas para renovar la asociación y modernizarla, y dar un nuevo impulso a las fiestas de La Pola, desprestigiadas por una autoritaria gestión de la actual junta directiva».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos