«Deberíamos plantearnos presentar Noreña a Pueblo Ejemplar de Asturias»

Samu Fuentes, en el centro, acompañado por la presidenta de Sonofe, la alcaldesa de la Noreña y las reinas del Ecce-Homo entrantes y salientes. / FOTOS: PABLO NOSTI
Samu Fuentes, en el centro, acompañado por la presidenta de Sonofe, la alcaldesa de la Noreña y las reinas del Ecce-Homo entrantes y salientes. / FOTOS: PABLO NOSTI

Samu Fuentes destaca en el pregón del Ecce-Homo que «los noreñenses somos gustosos de folixa, amigos del buen comer y buenos anfitriones»

LYDIA IS NOREÑA.

«Las del Ecce-Homo son unas fiestas por las que siempre he tenido un cariño muy especial y que siempre he disfrutado mucho». Samu Fuentes no se cansó ayer de repetir las bondades de la celebración noreñense durante la lectura del pregón que, junto a la coronación de las reinas, María Arrojo Calleja y Gabriela Teijeiro Fonseca, dio el pistoletazo de salida a nueve días de actividades.

El cineasta tiró de recuerdos de infancia y juventud en un discurso plagado de guiños a sus amigos y animó a todos los vecinos a participar de forma activa en las fiestas. «Hace veintitrés años, un accidente de tráfico en la madrugada del domingo al lunes del Ecce-Homo me hizo replantearme la vida, cambiar la perspectiva de las cosas y darme cuenta de que para tomarse la vida en serio muchas veces hay que tomársela más a broma y, sobre todo, disfrutarla», aconsejó.

Asimismo, Fuentes aprovechó el pregón para lanzar un reto. «Noreña siempre ha sido una villa en la que a quien quiere sentirse noreñense se le ayuda gustosamente a ello, deberíamos de plantearnos muy seriamente presentar nuestra candidatura a Pueblo Ejemplar de Asturias», señaló.

Y añadió que «somos gustosos de folixa, amigos del buen comer, camaradas en el buen beber y buenos anfitriones; Noreña también es pequeñina y galana, pero es grande en muchos aspectos, por su historia, tradiciones y por su gastronomía; y ha cambiado mucho, pero no ha perdido su esencia».

Por otro lado, hizo hincapié en el movimiento asociativo y recordó Villa Arbosa, «la casa de Ortiguera donde desembarcábamos los 'noreños' entre julio y agosto; espero y deseo que se pueda recuperar para el disfrute de generaciones venideras».

Tras el acto, celebrado en los jardines del Ayuntamiento, en el que participó la Banda de Gaites de Noreña y en el que se descubrió el cartel diseñado por Telva Sánchez Cueto, de doce años, los asistentes se desplazaron hasta la estatuta del Gochu, a la que Fuentes colocó el pañuelo de las fiestas.

Por su parte, Ana González, presidenta de la Sociedad Noreñense de Festejos, animó a que el Ecce-Homo «sirva de escaparate para mostrar los valores de la villa condal». La celebración continuó con la primera de las verbenas a cargo de Dj Green Eventos y Fran Casero en la plaza de La Cruz.

Temas

Noreña

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos