El derribo de Muebles Campa se prolongará hasta el mes de septiembre

Operarios durante las labores de demolición de la fábrica. / I. RIMADA
Operarios durante las labores de demolición de la fábrica. / I. RIMADA

La empresa Posada Organización ha iniciado la demolición de la fábrica y calcula que se generarán 29.120 metros cúbicos de escombros

L. I. A. LUGONES.

Fundada en 1934, fue un referente en la fabricación de muebles en Asturias durante ochenta años y ahora está a punto de poner fin a su historia con el derribo de sus instalaciones en Lugones.

La empresa Posada Organización ya ha iniciado los trabajos de demolición de Muebles Campa, cuyos edificios fueron declarados en ruina el pasado año tras un largo expediente iniciado a instancias de los vecinos de la zona. «Ha sido un proceso complicado porque se trata de un solar propiedad de tres entidades bancarias y una empresa privada, lo que dificultaba que llegaran a un acuerdo», explicó ayer Noelia Macías, concejala de Urbanismo de Siero. «Es muy importante para los vecinos que el expediente culmine de manera satisfactoria», añadió la edil, que visitó las obras acompañada del alcalde, Ángel García. Asimismo, agradeció el trabajo de los técnicos municipales y la voluntad de las entidades propietarias para llevar el proceso a buen término.

Macías recordó que el Ayuntamiento declaró la ruina de las instalaciones en junio del pasado año. «Fue el primer paso para proceder al derribo, llegamos a iniciar un expediente de ejecución subsidiaria ante la falta de acuerdo de la propiedad, pero finalmente presentaron de forma voluntaria un proyecto», apuntó.

Por su parte, los trabajos de demolición, que se prolongarán durante mes y medio, suponen una inversión de 158.812 euros y generarán unos 29.120 metros cúbicos de escombros.

La empresa ha iniciado el derribo de la antigua fábrica, una actuación que se desarrollará durante un par de semanas y, posteriormente, se llevará a cabo el del edificio de oficinas. Previamente, fue necesaria una retirada especial del amianto existente.

La intención de Posada Organización es que el solar, con una superficie de 7.432 metros cuadrados, quede limpio a lo largo del mes de septiembre. Una vez culminen las obras, el espacio quedará diáfono y correctamente vallado.

Macías apuntó que, además del estado de ruina que presentaba, la antigua factoría se había convertido en un punto habitual de encuentro para trapicheos y cobijo para indigentes. «Había un problema de seguridad por el estado de las instalaciones, pero también de salubridad», reconoció la edil. Muebles Campa comenzó su declive hace una década y en 2013 las instalaciones cerraron de forma definitiva.

Temas

Lugones

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos