Detenido un octogenario en Oviedo tras apuñalar a su expareja en Siero

Los hechos ocurrieron en el portal 2 de la calle La Isla. / IMANOL RIMADA
Los hechos ocurrieron en el portal 2 de la calle La Isla. / IMANOL RIMADA

El agresor fue sorprendido por agentes de la Policía Nacional cuando intentaba quitarse la vida en su domicilio del barrio de Ventanielles

J. VEGA / R. AGUDÍNPOLA DE SIERO / OVIEDO.

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía detuvieron en la tarde de ayer en Oviedo a un hombre de 80 años como presunto autor del apuñalamiento de su expareja -D. O., de 73 años de edad- en el domicilio de la mujer, situado en el portal número 2 de la calle La Isla, en el barrio del mismo nombre de Pola de Siero. Gracias a una rápida acción coordinada entre las comisarías de Siero y Oviedo, el agresor fue sorprendido poco tiempo después por los agentes cuando se intentaba ahorcar en su domicilio de la calle río Eo, número 10, del barrio de Ventanielles, tras dejarse las llaves del piso colocadas en la puerta de la vivienda. El hombre se encontraba ya inconsciente y fue trasladado de urgencia hasta el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA).

La víctima acudió por su propio pie al centro de salud de Pola de Siero con dos heridas de arma blanca en la espalda y en la axila. Desde allí fue trasladada también al HUCA, donde se encuentra ingresada, aunque su vida no corre peligro. Poco después de la agresión, varios agentes del Cuerpo Nacional de Policía de Siero acudieron al domicilio poleso a recoger las primeras pruebas. En el espejo del ascensor del edificio se podían apreciar aún restos de sangre de la víctima.

Según pudo saber este diario, tras el fallecimiento de su marido hace unos cinco años, la víctima se trasladó a vivir a Gijón. Y, años después, inició una relación sentimental con el presunto agresor con el que llegó a convivir en el domicilio de Pola de Siero donde ocurrieron los hechos. Pero, hace un mes aproximadamente, la pareja rompió esa relación y la víctima le instó a abandonar su casa. Vecinos del barrio poleso aseguraron ayer a este diario haber visto al hombre, en más de una ocasión, en el portal del edificio intentando contactar con la mujer después de la ruptura.

Más información

Por otra parte, los vecinos ovetenses del presunto agresor confirman que los agentes de la Policía Nacional llegaron al portal número 10 de la calle Río Eo pasadas las dos de la tarde y que habían visto, minutos antes, al hombre en la esquina de la calle. «Antes de que ocurriese todo, se oyó como si corrieran bombonas de gas», comentó una vecina que vive en una de las viviendas contiguas, y que, «minutos después», recuerda cómo «llegó la ambulancia y se lo llevaron tapado». Otros vecinos también quisieron apuntar que se trataba de un hombre problemático: «Toda la vida fue conflictivo, lleva aquí cincuenta años viviendo y era muy habitual que la liase, estábamos más tranquilos cuando no estaba aquí». Sin embargo, otro de los inquilinos le describe como una persona «educada y agradable».

Los agentes le tomarán declaración una vez se haya recuperado de sus heridas y está previsto que pase mañana a disposición judicial en el juzgado de Siero, quien determinará su puesta en libertad o su ingreso en prisión.

La víctima es natural del concejo de Nava y su afición a la literatura, de manera autodidacta, le llevó a recibir, hace varios años, una mención especial de la Universidad de Oviedo por algunos de sus trabajos. También consiguió destacar en la poesía en la que obtuvo varios reconocimientos del Ayuntamiento de Siero.

89 mujeres protegidas

Ochenta y nueve mujeres reciben en la actualidad protección policial por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en los concejos de Siero y Noreña por su condición de víctimas de violencia de género. Hay cuatro casos calificados como de riesgo medio, ochenta de riesgo bajo o no apreciado y las cinco restantes no cuentan con orden de protección o medidas judiciales. Por el momento, no existe ningún caso de riesgo extremo.