Doble horario para las calles vigiladas

La calle El Acebo, de Pola de Siero, una de las cuatro con cámaras de vigilancia del tráfico. /  PABLO NOSTI
La calle El Acebo, de Pola de Siero, una de las cuatro con cámaras de vigilancia del tráfico. / PABLO NOSTI

Propone un horario de 9 a 12 y de 16 a 19 horas para adaptarlo a la apertura de los negocios, tras la disponibilidad del alcalde a aceptar cambios Somos plantea mayor flexibilidad para que los repartidores accedan a las vías polesas

J. C. D. SIERO.

La disponibilidad del alcalde de Siero, Ángel García, a estudiar cambios en los horarios de circulación por las calles peatonales polesas de acceso restringido, ha recibido ya la primera propuesta por parte del grupo Somos Siero, quien, tras reunirse con los comerciantes de la zona, plantea modificar dos artículos de la ordenanza municipal.

El cambio más sustancial afectaría tanto a las licencias de los establecimientos comerciales situados en esas cuatro calles -San Antonio, Santa Ana, Pelayo y El Acebo- como a los vehículos de reparto. El portavoz de Somos Siero, Javier Pintado, propone modificar el horario actual de acceso (de 8 a 11 horas) por un doble horario de 9 a 12 horas y de 16 a 19 horas. «De esta forma se adapta a los horarios de apertura reales de la zona y permite el acceso a servicios de reparto por la tarde», explicó.

Somos sugiere incluso que las empresas de reparto puedan ampliar «de manera permanente» su tiempo de estancia en esas calles con la simple comunicación del número de establecimientos a los que necesita dar servicio, y que se computen veinte minutos por cada uno de ellos. De esta forma, se evitaría realizar avisos diarios a la Policía Local.

También plantea la necesidad de habilitar plazas para los vehículos de reparto en las zonas adyacentes y que las empresas ubicadas en esas calles puedan autorizar la entrada puntual de vehículos -de clientes que acuden a recoger mercancías voluminosas u otros servicios profesionales- «siempre respetando los tiempos de estancia máxima». Y que esas comunicaciones puedan realizarse por teléfono o por medios digitales.

Por otro lado, Somos plantea modificar otro artículo de la ordenanza reguladora para que el Ayuntamiento de Siero instale en esas calles señales luminosas y elementos de reducción de velocidad, «que establezcan, de manera clara e inequívoca, el acceso a una zona regulada. El objetivo último sería reducir la gran cantidad de denuncias que se vienen produciendo desde la entrada de servicio de las cámaras videovigiladas.

Pintado aclara que su grupo apoya la progresiva peatonalización de las calles y la necesidad de proteger el casco antiguo de la Pola «de una manera respetuosa con el entorno, más allá de convertirse en una zona residencial sin espacio de socialización».

Además de esta propuesta de Somos, algún empresario de distribución se está moviendo también para proponer al Ayuntamiento el cambio de los actuales horarios de reparto, que no se ajustan a sus necesidades, ni a la hora de apertura de los establecimientos.

Somos vuelve a solicitar también que los residentes en esas calles puedan solicitar con 24 horas de antelación el acceso de otros vehículos por alguna circunstancia concreta. No obstante, esa petición ya fue desestimada por el equipo de gobierno.