Doce llagares participan en la primera edición de Exposidra

Interior de la carpa de Exposidra, en Nava. /  PABLO NOSTI
Interior de la carpa de Exposidra, en Nava. / PABLO NOSTI

MARCOS GUTIÉRREZ NAVA.

El buen tiempo animó a un buen número de navetos y visitantes ayer a la segunda jornada de Exposidra, certamen que se centra en divulgar todo lo relacionado con el mundo de la Sidra, en cualquiera de sus variedades (natural, brut, nueva expresión...). El hostelero Saúl Prida, promotor del evento, comentó que se ha apostado por esta nueva cita sidrera «con ilusión». «El sector de la sidra necesitaba un evento que aglutinase a productores, lagareros escanciadores y sidrerías», destacó. En este sentido resaltó que es necesario que se de más publicidad a las diferentes variedades y productos que se están desarrollando en la región, «aparte de la sidra natural de siempre». Estimó que, en general, hay una «falta de información del consumidor final», por lo que se debería también «apostar por esos lagares que invirtieron en elaborar otro tipo de sidras».

El certamen también pretende «que la gente vea cómo se consume una sidra de hielo, brut o de nueva expresión». David Menéndez, presidente del Club Sierense de Amigos de la Manzana, señaló que en Exposidra «el ambiente es bueno, hay donde beber y donde comer. Al igual que Saúl Prida, Menéndez destacó que para que el gran público se familiarice con otras variedades alejadas de la sidra natural «sobre todo hay que darlo a conocer e impartir una cultura de base».

Trabanco, Cortina, Riestra, El Gobernador, El Gaiteru, Viuda de Angelon, Roza, Orizón, Zapatero, Viuda de Corsino y Llagar de la Morena son los llagares participantes. Las sidrerías Plaza, la Barraca y Prida de Nava; la Pumarada de Gijón; el Traviesu y el Pumarin de Siero realizan el servicio de sidra y gastronómico.

 

Fotos

Vídeos